¿Hasta cuándo se pueden bañar juntos los hermanos?

A partir de qué edad se debe dar mayor intimidad a los niños

  • compartidos

Cuando los bebés son muy pequeños no hay problema en bañarlos juntos aunque sean de diferente sexo, es más, es algo recomendable porque ellos se lo pasan bien y además se potencia el vínculo afectivo entre hermanos. Pero a medida que los niños crecen, existen madres que empiezan a sentir cierta confusión acerca de cuándo cambiar las rutinas de baño y que los niños dejen de bañarse juntos para hacerlo de forma independiente.

Es cierto que para los padres bañar a los niños dos en un mismo baño es mucho porque se ahorra tiempo, pero también es verdad que los niños necesitarán antes o después cierta independencia y privacidad. Para saber hasta cuándo se pueden bañar juntos los hermanos tendrás que tener en cuenta algunos aspectos.

Haz caso a tus hijos cuando te digan que no quieren más baños compartidos

hermanos en bañera

Cuando se trata de hermanos y hermanas que se bañan juntos y son pequeños, mientras ellos se lo pasen bien no es nada malo que sigan bañándose juntos. Pero cuando uno de los hijos muestre sus deseos de privacidad en la hora del baño deberás respetar su deseo y dejar que la tengan. Aunque mientras se bañen juntos es importante que como madre o padre estén en el cuarto de baño todo el tiempo con ellos mientras se divierten.

Pero no todas las madres se sienten cómodas a la espera de que sean los niños los que piden la privacidad. Es más, cuando los niños y niñas empiezan a notar y a preguntar sobre las partes del cuerpo diferentes puede ser el momento de poner fin al baño compartido. Estas preguntas son totalmente normales y sólo son curiosidad, además si le enseñas a tus hijos que esas partes son privadas y que no pueden ser tocados por otros, entonces el baño compartido puede seguir siendo válido. Lo más probable es que sabiendo esto ni se acuerden que tienen zonas diferentes en su cuerpo.

Sigue tu instinto para determinar cuándo deben bañarse por separaro tus hijos

La realidad es que no hay ninguna razón real o equivocada para que tus hijos sigan bañándose juntos o no. Todo esto dependerá de tu nivel de comodidad y también la de tus hijos. Por eso también es necesario que sigas tus propios y sabios instintos para decidir cuándo poner fin a la hora del baño compartido. Puedes parar de hacerlo cuando veas que alguno de tus hijos se siente incómodo o cuando sientas que no debería hacerse más.

Por tanto también resultará importante establecer reglas en el baño desde el principio para que los niños sepan que pueden ver pero no tocan, es decir, que sepan que todas las personas tenemos unos límites con el cuerpo que se deben respetar.

Dibujos para colorear de objetos del baño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud