El olor corporal en los niños. Trucos para evitarlo

Qué podemos hacer para evitar el mal olor corporal en los niños

  • compartidos

Hay niños a los que ya desde pequeños les huelen los pies. Incluso bebés. Y hay niños que empiezan a desprender olor corporal a muy temprana edad. En ese momento, los padres se plantean una duda: ¿puede usar mi hijo de 6 años un desodorante para adultos? ¿Qué puedo hacer para evitar el mal olor corporal en el niño? Aquí te explicamos por qué se produce el mal olor y qué puedes hacer para evitarlo.

Por qué hay niños con un olor corporal más fuerte

Niño se da desodorante

El olor que desprenden las axilas suele atormentarnos a partir de la pubertad. Pero hay niños que tienen este problema mucho antes. No es lo normal, y si ocurre, hay que consultar con el pediatra. Puede ser por el tipo de alimentos que el niño consume. Si en su dieta abundan alimentos fuertes como el ajo o el curry, pueden filtrarse por los poros de la piel, provocando el mal olor corporal. Los niños con diabetes también suelen contar con este problema, ya que su metabolismo tienen dificultades para descomponer el azucar de los carbohidratos. En este caso, el sudor del niño tendrá un olor dulzón.

El olor corporal también puede deberse a una pubertad precoz. En este caso el niño también experimenta un desarrollo hormonal acelerado, incluido el crecimiento de las glándulas de la piel (sí, también las de las axilas). El mal olor se produce cuando las bacterias de la piel entran en contacto con el sudor.

Otra de las razones del olor de las axilas en los niños es la hiperactividad de las glándulas sudoríparas. Es una enfermedad que se conoce con el nombre de hiperhidrosis. En este caso el único remedio es un antitranspirante o unas inyecciones específicas. 

Por qué le huelen los pies a los niños

La culpa del mal olor de los pies en los niños la tienen las bacterias. Al entrar en contacto con el sudor, se produce el mal olor. Y los pies son la zona del cuerpo donde más glándulas sudoríparas se concentran (250.000), así que es normal que suden, y mucho. El pie, al estar encerrado en el zapato, tiene más posibilidades de 'anidar' bacterias que produzcan mal olor. 

Qué puedo hacer para evitar el mal olor infantil

 En el caso del olor de los pies, aquí te ofrecemos algunos consejos para intentar evitarlo: 

- Mantén una correcta higiene de los pies de tu hijo. Lávalos a diario.

- Utiliza calcetines de algodón (así podrá respirar el pie)

- Vigila que no le aprieten los zapatos. Cuanto más cerrado estén los zapatos, más le sudaran los pies. Y trata de cambiarle a menudo de zapatos. No uses los mismos todos los días. Además evita lque sean de plástico, ya que lo único que consigues con ellos es acelerar el sudor del pie.

- Existen productos que matan las bacterias de los zapatos. Pero también puedes usar el bicarbonato. Echálo de forma generosa en la plantilla del zapato y déjalos al sol unos días.

- Si los zapatos se pueden meter en la lavadora o bien las plantillas del zapato, hazlo: es la forma más eficaz de matar las bacterias. 

- Si a tu hijo le sudan mucho los pies, cámbiale los calcetines un par de veces al día

En cuanto al olor de las axilas:

- Prueba  a usar bicarbonato. Como remedio casero, también puedes hacer una infusión con hojas de salvia y jugo de tomate y luego frotar las axilas de tu hijo con un paño humedecido. Una vez secas, puedes usar un poco de maicena.

- Evita los desodorantes que incluyan entre sus ingredientes aluminio y parabenos. Busca que tengan ingredientes naturales. Hoy en día encuentras muchos productos ecológicos en el mercado que se adaptan a la piel de tu hijo.

- Utiliza ropa de algodón. Nada de fibras sintéticas ni esas bonitas camisetas con dibujos plastificados que evitan que la piel pueda respirar. Y sobre todo, mantén una correcta higiene de tus hijos. Se deben duchar al menos una vez al día.

Dibujos para colorear de objetos del baño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud