Cómo usar el champú con los niños

Tipos de champú para para utilizar durante la infancia

  • compartidos

Para muchos niños la hora del baño es un momento especial en el que disfrutar. Pero para muchos otros el baño y especialmente el gesto de lavar el pelo se convierte en una pesadilla de la que quieren escapar como sea. 

Imaginación, paciencia, algunos trucos y un buen champú infantil es todo lo que necesitamos para que nuestros hijos disfruten lavándose el pelo. Te contamos algunos secretos para lavar el pelo a los niños y saber cómo usar el champú con los más pequeños.

Consejos para utilizar el champú con los niños

Niña se lava con champú

La hora del baño no suele ser un momento amargo para los niños, pero la cosa cambia cuando queremos lavarles el pelo. El agua cayendo por su cara y que a veces se mete en los oídos, el champú que irrita los ojos y la sensación de haber estropeado su momento de relax pueden complicar esta medida de higiene obligatoria que es lavar el pelo.

Por eso es importante dominar algunos trucos para que lavar el pelo no se convierta en una batalla:

1. Por suerte, el pelo de los niños no debe lavarse todos los días, es mejor espaciar los lavados cada dos o tres días o según las necesidades del tipo de pelo de cada niño. Y por supuesto, el factor fundamental a la hora de lavar el pelo es el champú.

2. No hay por qué utilizar una gran cantidad de champú, basta con poner sobre nuestra palma una cantidad similar a la de una nuez para dejar el pelo del niño limpio y brillante.

3. El champú se aplica con la yema de los dedos en movimientos suaves y circulares durante unos minutos y después podemos aclarar con agua no demasiado caliente.

4. Para el recién nacido, no hace falta utilizar champú. Se puede lavar el pelo con el jabón neutro, especial para bebés, que utilizar para limpiar su cuerpo. Si prefieres usar también champú, fíjate que sea especial para bebés (es mucho más suave que el champú normal).

Qué tipo de champú elegir para los niños

La cuestión que más inquieta a padres y niños es qué tipo de champú para niños es el más adecuado. La premisa fundamental es que sea un champú lo más natural posible, que no dañe el cuero cabelludo y que no irrite los ojos de los niños. Y para saber qué tipo de champú estamos comprando existe esa regla no escrita que dice: si no puedes pronunciar con facilidad los ingredientes del champú, no lo compres.

Si para los niños es importante elegir un champú con un envase divertido, de colores y con dibujos que llamen su atención, para los padres es más importante que el champú no contenga demasiados productos químicos que a la larga serán perjudiciales para su cabello. Lo que buscamos es un champú suave, sin colorantes, sin conservantes, sin fragancias artificiales y que no provoque irritaciones o alergias.

La clave está en la etiqueta del champú. Debemos comprobar que el champú infantil esté libre de parabenos, esos conservantes que prolongan la vida de muchos productos cosméticos pero que con el tiempo producen alergia. Si además en el champú se leen las palabras orgánico o natural y no contienen sulfatos ni tinturas artificiales, estaremos ante el tipo de champú que más conviene a nuestros niños.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de objetos del baño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud