Cómo evitar el mal aliento de los niños

Consejos para saber cómo quitar el mal aliento a nuestros hijos

  • compartidos

Que a un niño le huela mal el aliento puede ser algo pasajero, pero tal y como ocurre con los adultos, esto es algo incómodo que no gusta nada a quien lo sufre ni muchas veces a las personas que le rodean. 

Por ello, lo más importante es saber cómo podemos evitar que nuestros hijos tengan un aliento poco agradable ayudándonos de trucos caseros y remedios naturales que conseguirán que se sienta mucho mejor. 

Las causas del mal aliento en los niños

El mal aliento de los niños

Los motivos por los que un niño puede tener en un momento determinado mal aliento son de lo más variados. Esto puede deberse en una primera instancia a que tenga algún problema en los dientes o que no se los lave correctamente, ya que se pueden acumular bacterias en la boca que no desaparecen fácilmente. 

Por otra parte, el olor desagradable en la boca de un niño puede deberse a que tenga otro problema de salud que sería recomendable consultar con un especialista, ya que tendría la causa clave. Si por el contrario, se debe a un síntoma de crecimiento dental, una incorrecta higiene bucal o la ingesta de algunos alimentos, entonces los trucos caseros nos valdrán para solventar el problema.

Cómo prevenir el mal aliento de los niños 

- Alimentación: En cuanto a la alimentación, muchas veces el mal aliento, al igual que sucede en los adultos, puede venir dado por el exceso de grasas y proteínas, lo que se reduce si la dieta equilibrada contiene frutas y verduras.

- Higiene bucal: Lo más importante después de comer es la limpieza bucal, y para que no huela el aliento, además de lavar los dientes en profundidad con los cepillos adecuados, también es recomendable el uso de colutorios o productos de enjuague. Además, también es recomendable utilizar estos productos que no sean agresivos para la boca del niño, y que siempre se lave tanto la lengua como las encías para que no queden restos de comida. El uso de flúor una vez a la semana contribuye también no sólo a la higiene, sino al buen olor. 

- Enjuague natural: Puedes utilizar algunas plantas como la echinaccea para elaborar un enjuague bucal natural. Hierve las hojas de esta planta y prepara una infusión. Una vez enfriada, puedes dársela a tu hijo para que termine la limpieza bucal.

Los niños deben cuidar el medio ambiente

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud