Hemorroides en niños

Síntomas y tratamiento de hemorroides en la infancia

  • compartidos

Las hemorroides pueden afectar a muchos adultos. Son especialmente molestas en algunas situaciones, como el embarazo. Pero no hemos de olvidar que también pueden afectar a los niños. Te explicamos cómo afectan a los más pequeños de la casa. 

Tipos de hemorroides en los niños

Hemorroides en niños

¿Qué son exactamente las hemorroides? Los márgenes del ano y el recto están rodeados por un conjunto de venas llamado 'sistema hemorroidal'. Comúnmente, se entiende por hemorroides la dilatación de esas venas. Los padres suelen referir que al niño le ha aparecido un 'pequeño cordón violeta', o 'una especie de garbanzo' en los márgenes del ano, que se hincha con el esfuerzo. Su causa principal es el estreñimiento.

Las hemorroides pueden ser externas o internas, dependiendo del lugar donde aparezcan. Las internas parten de zonas profundas a la línea dentada; las externas parten de territorios próximos a la misma. Las más frecuentes en la infancia son las hemorroides externas no complicadas.

Síntomas y tratamiento de las hemorroides en la infancia

Las hemorroides cursan un abultamiento local, picor, escozor, dolor y sangrado en relación con la defecación

Lo más importante del tratamiento de las hemorroides es corregir la causa que lo está motivando

- Estreñimiento: En aquellos casos secundarios a estreñimiento, se ha de aumentar el aporte de fibra (frutas, verduras, legumbres, cereales) y líquidos. Además, hemos de sentar al niño en el retrete o el orinal, durante 5 minutos, después de cada comida, para que intente evacuar y evite retenerse. Conviene, además, evitar el sedentarismo. Por otro lado, sobre todo al principio, nos podemos ayudar de medidas farmacológicas, como la administración de polietilenglicol.

- Diarrea: Si las hemorroides son secundarias a un cuadro diarreico, hemos de garantizar una correcta reposición de líquidos y electrolitos, a través del aporte de suero de rehidratación oral.

- Enfermedades concretas: Hay diversas enfermedades con tratamientos específicos (como la hipertensión portal o la enfermedad de Crohn) que pueden cursas con hemorroides significativas.

Hay que destacar que muchos tratamientos tópicos contienen corticoides y, de usarse, ha de hacerse en ciclos cortos de menos de cinco días.

Si la evolución no es favorable con el tratamiento médico, o si las hemorroides se complican (rotura, trombosis), se puede requerir tratamiento quirúrgico.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud