Razones para vacunar a los niños

Por qué se ha de vacunar a los bebés y niños

  • compartidos

Gracias a las vacunas algunas enfermedades ya no suponen un riesgo para la vida de los niños en los países desarrollados, pero siguen existiendo en países subdesarrollados. La vacunación es la medida preventiva más importante con la que contamos, tanto es así que uno de los sueños del colectivo médico sería poder vacunar al 100% de la población. A veces se olvida la cantidad de vidas que salvan y la cantidad de patología que evitan.

¿Por qué hemos de vacunar a los niños?

Por qué vacunar al bebé

Sabemos con certeza que la vacunación salva vidas. Algunas enfermedades que podemos evitar con la vacunación causaron estragos hace años. Según datos del Ministerio de Sanidad de España por ejemplo la poliomielitis en España causó 2.132 casos de parálisis permanente en el año 1959 y hasta 208 fallecidos en 1960, la gran mayoría de los afectados eran niños menores de 15 años. 

Cuando se alcanzan altas coberturas de vacunación frente a una enfermedad se produce una importante disminución en el número de personas infectadas. Por el contrario, cuando la cobertura de vacunación disminuye, aumenta el número de personas susceptibles y el número de casos de enfermedad vuelve a aumentar

Cuando hay suficientes personas vacunadas en la población, la protección alcanza a las personas no vacunadas, debido a que los microorganismos encuentran muchas dificultades para avanzar. Antes de la introducción de los calendarios de vacunación en países desarrollados, las enfermedades infecciosas eran la causa principal de mortalidad infantil (tétanos, poliomielitis, difteria, tosferina, sarampión, rubeola, parotiditis) y las epidemias eran frecuentes. 

Las vacunas son seguras y efectivas. Son sometidas a una evaluación exhaustiva por profesionales expertos, según protocolos internacionales. La administración puede causar molestias en el lugar de la inyección, como dolor local o enrojecimiento de la zona, pero nada comparado con el dolor y patología que causan las enfermedades que previenen. Los efectos adversos graves son poco frecuentes. 

Gracias a los programas de vacunación no son frecuentes los brotes infecciosos de las enfermedades que se previenen mediante vacunación. Por eso algunas personas creen que esas enfermedades están ya erradicadas, que no suponen peligro o incluso que es más peligrosa la vacunación que las enfermedades de las que protegen. Nada más lejos de la realidad. Los brotes infecciosos siguen siendo una amenaza, ya que si bajan las coberturas vacunales (por ejemplo si hay personas que no se vacunan o se vacunan con menos dosis de las recomendadas) emergen estas enfermedades.  

Un ejemplo de ello es la epidemia de sarampión que ocurrió en Bulgaria en los años 2009 y  2010, ocasionando 24.047 casos de sarampión y 24 muertos. Otro ejemplo es la epidemia de difteria en la Federación Rusa que comenzó en 1990 y posteriormente se extendió a otros países de la antigua Unión Soviética, con más de 157.000 casos y 5.000 muertos entre los años 1990 y 1998 (datos del Ministerio de Sanidad).  

Algunas enfermedades por el contrario ya han sido eliminadas, por ejemplo la viruela, que producía 5 millones de muertos cada años en todo el mundo se erradicó en 1978 y la vacunación se suspendió en España en 1980. 

La poliomielitis está en vía de ser erradicada, aunque todavía no se ha conseguido. El sarampión en Europa todavía produce brotes epidémicos, aunque en los últimos 10 años la notificación de casos ha disminuido más del 96%. El último brote en Madrid fue en el año 2011, lo que obligó a adelantar la vacunación a los 12 meses. 

La vacunación es una medida de alto coste pero que supone un gran beneficio para la salud y bienestar de la población. Incluso económicamente es rentable, pues es más barato vacunar que el gasto que supone la enfermedad. También protege de los efectos a largo plazo de las enfermedades, sobre el bienestar físico y mental. Previene muertes y discapacidad, beneficiando tanto al individuo como a la sociedad.

Los Derechos del Niño

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud