Qué hacer si el niño tiene gastroenteritis

Síntomas y tratamiento de la gastroenteritis en la infancia

  • compartidos

La gastroenteritis aguda es la infección del aparato digestivo más frecuente, y también afecta a los niños. Su propio nombre indica que el cuadro clínico está marcado por la inflamación, y que los tramos principalmente afectados son el estómago (gastro) y el intestino (enteritis). 

La gastroenteritis es una de las afecciones que más se dan entre los niños en sus primeros años de guardería o colegio y puede ser más o menos grave dependiendo de su origen y su intensidad.

Causas y síntomas de la gastroenteritis infantil

Niño tumbado en hospital

La gastroenteritis puede ser ocasionada por una amplia variedad de microorganismos, desde virus (Rotavirus, Adenovirus, Norovirus, Coronavirus,  Agente Norwalk), pasando por bacterias (Salmonella, Campylobacter, Yersinia, Shigella) o parásitos (Giardia).

Desde un punto de vista clínico, puede haber un grado variable de fiebre, dolor abdominal, vómitos y emisión de heces diarreicas. La consistencia y aspecto de las heces variará en función del sector del intestino que esté más afectado. Si se afecta preferentemente el intestino delgado, las heces serán muy blandas o acuosas. Si se afecta la parte más distal del intestino grueso, puede haber sangre, pus o moco en las heces. La presencia de sangre suele producir una gran inquietud, pero lo que más nos ha de preocupar en un niño con este proceso es la deshidratación.

Podrás sospechar que tu hijo está deshidratado si se muestra poco activo, si está decaído, si llora sin lágrima o si orina en escasa cantidad o no orina, y si tiene los 'ojos hundidos'.

Tratamiento de la gastroenteritis en los niños

Desde el punto de vista del tratamiento, lo fundamental es rehidratar al niño con un suero hiposódico (los puedes encontrar en cualquier farmacia). Éste ha de ser ofrecido en tomas periódicas frecuentes, especialmente tras cada deposición abundante. Además, le has de ofrecer una dieta suave, apetecible, sin forzar. Las dietas muy restrictivas son contraproducentes.

¡Ah! Y no te olvides de lavarte las manos después de cambiar el pañal o asear a tu hijo.

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud