Qué es la cloramina y cómo afecta a los niños

Los efectos perjudiciales de la cloramina en nuestros hijos

  • compartidos

En verano, si hay un sitio que es frecuentado por familias y sus niños, ese es desde luego un lugar en el que haya piscina. Es fundamental para refrescarse del calor, para pasar horas y horas jugando en familia, para aprender a nadar... Sin embargo, existe un componente dentro de sus aguas que podría dañar a nuestros hijos: la cloramina

Qué es la cloramina de las piscinas

La cloramina en los niños

La cloramina es un compuesto químico que se produce cuando el propio cloro de la piscina entra en contacto con el entorno que se da en una piscina provocado por el ambiente y las propias personas que están disfrutando de ella.

Es decir, los residuos orgánicos de adultos y niños que se están bañando -sudor y orina, por ejemplo, en el caso de los más pequeños- y todo lo que rodea a la propia piscina como las hojas de las ramas de los árboles, el césped o los insectos que campan a sus anchas, junto al propio cloro del agua causan la cloramina. Esto es precisamente lo que hace que los ojos se enrojezcan y que piquen, y puede causar efectos desagradables a largo plazo. 

Cómo afecta la cloramina a los niños 

Cuando los niños empiezan a quejarse de picor en los ojos, muchas veces culpamos al propio cloro de la piscina de lo ocurrido. No es así, ya que si la piscina está limpia, el cloro no tiene por qué hacer daño aunque se abran los ojos bajo el agua. 

El problema llega cuando el hecho de que se bañen muchas personas, el aire libre, el ambiente y los bichos y la naturaleza en general entran en contacto con el cloro en el agua. La cloramina afecta a los niños hasta tal punto que puede provocar asma si se tiene predisposición a sufrirla, pero también alergias o incluso otras enfermedades respiratorias

Casitas de lujo para el jardín de los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud