La cefalea en la infancia

Cuando el niño se queja de dolores de cabeza

  • compartidos

La cefalea, que se define como dolor o malestar referido a la cabeza, es un motivo de consulta muy frecuente en la edad pediátrica y un importante problema de salud en la infancia ya que se encuentra entre las causas más frecuentes de ausencias escolares. Durante los primeros 14 años de vida, según algunos estudios, hasta el 96% de los niños han padecido algún episodio de cefalea.

Tipos de cefalea en los niños

Niña con dolor de cabeza

 

Existen 2 grandes grupos dentro de las cefaleas en los niños:

1. Cefaleas primarias: Por un lado las llamadas cefaleas primarias entre las que se encuentran principalmente la migraña y la cefalea tensional.

2. Cefaleas secundarias: son aquellas que son atribuidas a otra patología. Estás últimas son muchísimo menos frecuentes.

Centrándonos en las primarias, que sí que son habituales en niños, encontramos algunas diferencias que definen cada en cuanto a la intensidad, patrón temporal, síntomas acompañantes, etc:

-Las migrañas:  A grandes rasgos, la migraña va a ser una cefalea de intensidad moderada-grave, en muchas ocasiones hemicraneal y pulsátil, que interrumpe la actividad habitual del niño, usualmente acompañada de fotofobia, sonofobia y vómitos y que puede presentarse a cualquier hora del día. En algunas ocasiones la migraña se desencadena por factores que los pacientes identifican claramente, como puede ser la ingesta de alimentos como el chocolate o el queso o, en niñas adolescentes con la menstruación (lo que se denomina migraña catamenial). Es muy frecuente que en la familia del niño haya otros miembros con este tipo de dolor de cabeza. La migraña tiene otra peculiaridad y es que en ocasiones puede venir precedida por lo que se conoce como 'aura'. El aura consiste en síntomas neurológicos (con mayor frecuencia síntomas visuales tipo 'destellos') que aparecen antes del inicio del dolor de cabeza y que desaparece cuando comienza la cefalea. La migraña es la causa más frecuente de cefalea aguda recurrente en la infancia y la adolescencia. A partir de la edad puberal se presenta más frecuentemente en las niñas (6%) que en los niños (3,5%).

- La cefalea tensional: La cefalea tensional por su parte se define por episodios recurrentes de cefalea, de duración muy variable, consistentes en dolor opresivo de intensidad leve o moderada, de localización bilateral y que no empeora por las actividades físicas rutinarias. No se acompaña de focalidad neurológica ni de sintomatología digestiva (náuseas, vómitos), pudiendo presentar fotofobia o fonofobia pero no ambas.

Los síntomas que consideramos de alarma y que obligan a descartar que se trate de una cefalea secundaria a otra patología son cefalea intensa y progresiva que se acompañe de vómitos frecuentes en escopetazo, alteraciones de la conducta o cambios de carácter, pérdida de peso, cefalea que despierta por la noche, que aumenta con ejercicio, tos o cambios posturales, o cefalea persistente, que no responde a las medidas terapéuticas habituales.

El diagnóstico y tratamiento de la cefalea en los niños

El diagnóstico de la migraña y la cefalea tensional es clínico, por lo que la historia clínica relatada por el paciente y una exploración neurológica normal son suficientes para hacer el diagnóstico sin requerir prueba de imagen.

Cuando un niño tiene tendencia a presentar episodios de cefalea debe procurar llevar una vida ordenada, manteniendo los horarios de sueño y orden en las comidas, ya que variaciones en estos hábitos pueden desencadenar el dolor de cabeza. De la misma forma se recomienda dar analgesia de forma precoz sin esperar a que el dolor se haya instaurado del todo ya que en ese caso será más difícil que desaparezca. Finalmente, si la cefalea es migrañosa, conviene que el niño se tumbe en un ambiente tranquilo y a oscuras hasta que ceda el dolor.

Juegos para niños con cajas de cartón recicladas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud