Homeopatía para tratar los resfriados de los niños

Remedios homeopáticos para los resfriados infantiles

  • compartidos

Cada vez más familias buscan una alternativa a la medicina convencional, más segura, más sana y con menos efectos secundarios. Con el fin de proteger la salud de los más pequeños, la homeopatía se presenta como una disciplina médica que previene y trata todo de tipo de dolencias infantiles.

Conviene recordar en todo momento que, al igual que ocurre con la medicina convencional, en ningún caso debemos automedicar a nuestros niños incluso tratándose de remedios homeopáticos. Conviene consultar siempre con un profesional de la homeopatía para no poner en peligro la salud de nuestros niños.

Homeopatía para los resfriados de los niños

Niña se suena

Ocurren en todas las épocas del año, en todas las edades y se presentan bajo diversas formas, pero el resfriado es el fin compañero de los niños durante toda la infancia. A veces con fiebre, a veces con tos seca, a veces con secreciones y otras veces con dolores musculares, los resfriados son una de las dolencias infantiles más comunes. Y la homeopatía tiene varios remedios para los resfriados de los niños.

Algunos de los remedios homeopáticos más utilizados para los resfriados infantiles son la Bella Dona, especialmente indicado para los casos de fiebre, la Bryonia D4 para los resfriados con tos o bronquitis y el Eupatorium perfolatium  D5, que resulta el remedio perfecto para esos resfriados acompañados de dolores musculares.

Sin embargo, como ocurre siempre que hablamos de la salud de los más pequeños, el mejor tratamiento es la prevención, algo de lo que lo que también se ocupa la homeopatía. La Echinacea purpurea D3 es el remedio homeopático que previene los resfriados infantiles porque aumenta las defensas y prepara su organismo de cara a épocas con más riesgo de resfriados como el invierno o el otoño.

Cómo se utiliza la homeopatía para niños

Insistimos en la necesidad de consultar siempre con un especialista homeopático antes de tratar los resfriados o cualquier otra dolencia infantil. La homeopatía se basa en el tratamiento de la enfermedad pero también en el conocimiento del paciente, por lo que un profesional de la homeopatía se interesará antes por el historial del niño que se presenta en su consulta. 

Dependiendo de la edad del niño, los compuestos homeopáticos se presentarán en glóbulos o en pequeñas bolitas que los niños pueden chupar, pero también en gotas para añadirlas a la leche, al zumo o al agua.  Hay que recordar que la homeopatía es una medicina alternativa que apuesta por unos tratamientos más saludables y sin menos efectos secundarios, por lo que la seguridad de nuestros niños está más garantizada.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de flores y plantas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud