Homeopatía para tratar el nerviosismo de los niños

Cómo tratar los nervios de los niños con homeopatía

  • compartidos

Muchas veces nos preguntamos por esos tratamientos alternativos para tratar las diferentes dolencias de los más pequeños. La ansiedad, el estrés y los nervios no son solo males de los adultos, también los sufren los niños. Y, claro está, no vamos a tratar el nerviosismo infantil a base de ansiolíticos.

La homeopatía se presenta como una medicina alternativa sin los efectos secundarios de los fármacos convencionales. Basada en una concepción de los tratamientos más natural y saludable, los remedios homeopáticos pueden curar sin riesgos a nuestros hijos. Y la homeopatía también es efectiva para tratar el nerviosismo de los niños.

Tratamientos infantiles para los nervios de los niños

Niña saltando

La ansiedad también es cosa de niños y se trata de un problema que debemos solucionar cuanto antes para que no se convierta en un trastorno emocional que le acompañe hasta su vida de adulto. Una buena opción para tratar el nerviosismo infantil de forma natural es la homeopatía, que nos ofrece diferentes remedios según el tipo de nerviosismo del que se trate.

Porque hay niños con un alto grado de nerviosismo debido a su hiperactividad, por ejemplo. Para ellos está especialmente indicado el remedio homeopático Zincum metallicum que además resulta muy efectivo para el tratamiento de los tics nerviosos o el Arsenicum album, que también se recomienda para los casos de ansiedad generalizada en niños y adultos. 

En ocasiones el nerviosismo del niño se convierte en irritabilidad, rebeldía y desobediencia. En estos casos la homeopatía propone el tratamiento con Argentum nitricum, pero siempre conviene estudiar cada caso particular para encontrar el mejor tratamiento al problema. Cuando el nerviosismo impide dormir al niño y aparece el insomnio, el mejor remedio homeopático es el Medorrhinum.

Cómo tratar el nerviosismo infantil

Además de buscar los mejores remedios homeopáticos para tratar el nerviosismo infantil, también debemos preocuparnos por buscar el origen de esa ansiedad en los niños. Los niños también sufren la presión de tener demasiadas responsabilidades, sufren problemas de aceptación en el colegio o, simplemente, están creciendo en un entorno demasiado exigente.

Antes de buscar cualquier tratamiento médico para los nervios de los niños, sería mejor revisar qué es lo que va mal en la vida de nuestros hijos, encontrar el origen de ese estrés, eliminar su incertidumbre e inculcarles la autoestima que necesitan para enfrentarse al día a día con la seguridad de que lo están haciendo bien. Enseñarles a relativizar los errores o los supuestos fracasos también es un buen método para eliminar esa presión social que los niños también sufren y que les produce tanta ansiedad.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Juegos para estimular la fantasía y la creatividad en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud