El colesterol alto en los niños

Causas y consecuencias del colesterol alto en la infancia

  • compartidos

Tal vez pensemos que es sólo cosa de adultos. Pero los niños también pueden tener colesterol alto. Los problemas que conlleva no se manifiestan de inmediato, pero sí a la larga. De ahí la importancia de controlarlo desde el principio para evitar que con los años termine desembocando en un problema mayor.

Qué es el colesterol en los niños

Niño comiendo comida rápida

El colesterol es una sustancia grasa que produce el hígado y otros órganos como el intestino. Esta sustancia se encuentra en los lípidos y grasas que transporta la sangre. Es fundamental para la producción de las membranas de las células y las hormonas. El hígado fabrica unos 1000 miligramos de colesterol al día. Pero ojo, existen dos tipos de colesterol.

- El colesterol 'bueno' se le conoce como HDL. Recoge el colesterol de los tejidos y los lleva hasta el hígado.

- El colesterol 'malo' se llama LDL. Es un tipo de lipoproteina que lleva el colesterol del hígado al resto del cuerpo.

El problema llega cuando el cuerpo recibe de forma externa más grasas de las que necesita, sobre todo de grasas 'malas'. Entonces hablamos de colesterol alto o hipercolesterolemia. En el caso de los niños, el colesterol alto se produce cuando supera los 170 mg/dl en sangre. 

Causas y consecuencias de colesterol alto en la infancia

Tendemos a pensar que en la mayoría de las veces, el colesterol alto en los niños se produce por una mala alimentación, pero el factor genético es determinante. De hecho, en casi todos los casos de niños con colesterol alto, se  encuentra al menos un familiar que sufre este mismo problema. Por eso los pediatras tienen una vigilancia mayor con los niños con padres que sufren colesterol alto, sobre todo a partir de los 2 años.

Lo que es cierto es que la alimentación influye, y mucho, en el control del colesterol en sangre. Un menú basado en alimentos de alto contenido en grasas (hamburguesas, carne roja.. ) puede hacer que aumente el colesterol de nuestros hijos. La primera consecuencia, la más visible, es la obesidad. Pero a la larga, el colesterol alto también puede tener consecuencias no visibles y mucho más peligrosas para la salud de nuestro hijo. El principal riesgo es que el colesterol alto genere un problema cardiaco, ya que un exceso de colesterol puede bloquear las paredes de las arterias coronarias. También está relacionado con un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebral.

Cómo tratar el colesterol alto en los niños

El colesterol alto se diagnostica a partir de un análisis de sangre. El pediatra valorará si es necesario cambiar la alimentación del niño para intentar controlar los niveles de colesterol. En todo caso, su dieta no deberá incluir más de 300 mg de colesterol al día y la ingesta de grasas saturadas no puede ser mayor al 10%. Una buena dieta para luchar contra el colesterol alto en sangre es la basada en la ingesta de frutas y verduras, en la eliminación de alimentos ricos en grasas saturadas y en la disminución de carbohidratos en el menú del niño. Aquí te dejamos algunos consejos de una alimentación saludable para niños con problemas de colesterol alto en sangre:

- Un desayuno basado en cereales con leche semidesnatada y fruta. 

- Fruta en el almuerzo del recreo de media mañana.

- Para la comida, incluir verdura y carne blanca (pollo, pavo...).

- Aumentar la actividad del niño. El ejercicio es un eficaz arma contra el sobrepeso y el colesterol.

- Los bocadillos, mejor de pan integral.

- No olvidar el pescado y lácteos desgrasados como los yogures.

Dibujos de frutas para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud