Consejos antes de acudir a las urgencias pediátricas con el niño

Qué hacer antes de llevar al niño a urgencias

  • compartidos

Son muchos los padres que se alarman ante ciertos síntomas en sus hijos y no dudan un segundo a la hora de acudir a las urgencias pediátricas. Cuando se trata de niños enfermos, los padres no lo dudan y prefieren curarse en salud. Sin embargo, en la mayor parte de casos, la asistencia no estaba justificada y lo único que provoca es la saturación en el hospital.

Pasos antes de acudir con el niño a urgencias

Cuando llevar al bebé a urgencias

Según una encuesta realizada por Néctar Seguros de Salud, casi un 87% de los padres no piden cita previa con el pediatra antes de acudir a urgencias porque piensan que la enfermedad de su hijo es grave, porque no quieren esperar cita  con el pediatra hasta el día siguiente o porque el centro de salud ya estaba cerrado. Sin embargo, de todas esas urgencias, el 86% se resuelve en el hospital y los niños no necesitaron ingreso. ¿Qué debemos hacer pues antes de acudir a urgencias?

- Llamar por teléfono al servicio de urgencias pediátrico que poseen tanto muchas aseguradoras privadas como muchos servicios públicos de salud. El contacto telefónico ayuda a resolver dudas y a tranquilizar a los padres. 

- Valorar los riesgos a los que se expone a los niños al llevarles a urgencias: los niños pueden tener contacto con múltiples gérmenes.

- Pensar si realmente es una urgencia ya que de lo contrario demora la atención de otros niños que realmente necesitan atención médica.

- Las estadísticas apuntan a que más de la mitad de las visitas a urgencias podrían atenderse en la visita al pediatra, quien conoce mejor al niño y puede valorar mejor su estado de salud.

- Acudir, siempre que sea posible, al pediatra, ya que el trato continuado permite que se cree una relación de confianza y puede valorar de forma global e integral la salud del niño.

- Mantener el seguimiento médico del niño: al asegurar la asistencia del niño al pediatra facilita la toma de decisiones del pediatra y ofrece tranquilidad a la familia. 

- Acudir a otro pediatra en urgencias puede llevar a recibir información discrepante sobre el diagnóstico o tratamiento del niño lo que contribuye a la confusión de la familia respecto al niño.

Fuente: Néctar Seguros de Salud

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud