Cómo tratar con medicinas el ardor de estómago de los niños

Tratamiento farmacológico de la acidez de estomago en la infancia

  • compartidos

Los niños también pueden sufrir ardor de estómago, y en la mayoría de los casos se debe a errores de alimentación. Por ejemplo, en muchas casas se utilizan con demasiada asiduidad los condimentos y alimentos irritantes para el estómago, como el picante. 

En el caso de ardor de estómago en los niños, se debe intentar optar por un tratamiento no farmacológico. Pero por supuesto, también existen medicinas que ayudan a mejorar los síntomas. 

Qué medicinas pueden curar el ardor de estómago infantil

Medicinas para el ardor de estómago de los niños

El ardor de estómago de los niños también se pueden tratar con medicinas. Existen fundamentalmente 3 opciones:

1. Antiácidos. Actúan neutralizando la acidez gástrica, mejorando la presión del esfínter esofágico inferior y depurando la acidez esofágica, con lo que reducen los síntomas de pirosis. Se trata de un remedio clásico, mundialmente utilizado. Su uso es bastante seguro, y los efectos secundarios excepcionales, pues no se absorbe a nivel intestinal. Sin embargo, es conveniente consultar a su pediatra, pues debe administrarse con precaución ante determinadas enfermedades infantiles, y además puede alterar la absorción de otros medicamentos.

2. Bloquedores de los receptores H2 de la histamina. El principio activo más conocido es la ranitidina. Este fármaco actúa disminuyendo la secreción ácida, inhibiendo los receptores para la histamina que existen en las células del estómago. No logran disminuir el número de episodios de reflujo, ni su duración, pero neutralizan la acidez del material refluido. Como cualquier medicamento, puede tener efectos secundarios y afectar a la absorción de otros medicamentos, por lo que consulte a su pediatra antes de utilizarlo.

3. Inhibidores de la bomba de protones. Se trata probablemente del tratamiento más eficaz. Disminuyen la secreción de ácido por medio de la inhibición de una bomba de protones que existe en la membrana de las células del estómago. Consigue además inhibir la acción de gastrina, histamina y otras sustancias que aumentan la acidez del estómago. El principio activo más conocido es el omeprazol. Y al igual que en los casos anteriores, puede tener efectos secundarios y afectar a la eficacia de otros medicamentos, por lo que es recomendable consultar al pediatra antes de tomarlo.

Otros medicamentos no han sido probados en niños, o bien no se recomiendan en la actualidad en pediatría.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud