Anisakis en niños

¿Qué reacción causa el anisakis en niños?

  • compartidos

El pescado es un producto con muchas y muy atractivas propiedades nutricionales, por lo que es muy recomendable que forme parte de la dieta de niños y adultos con una frecuencia de, al menos, un par de veces a la semana.

Sin embargo, algunos pescados pueden transmitir anisakis, un parásito que puede causar una reacción alérgica. En Guiainfantil.com te contamos cuáles son los síntomas y el tratamiento.

Pescado para niños: ¿sí o no?

Anisakis en niños

Los pescados se clasifican en blancos y azules, siendo sus principales diferencias entre ambos la cantidad de grasa que contienen. Los pescados azules (salmón, atún, sardinas…) pueden llegar a contener más de un 10% de grasas, cantidad bastante superior a la que contienen los pescados blancos (bacalao, lenguado, merluza…), en torno o por debajo del 2%. Sin embargo, lejos de ser una desventaja, la grasa presente en los pescados azules aporta ácidos grasos poliinsaturados, omega 3 y omega 6, incluyendo algunos esenciales que el organismo no puede obtener de otra forma.

En general, y siempre que se respeten la cadena del frío y unas medidas muy sencillas de higiene, es un alimento seguro, pero, con ciertos pescados es necesario tomar algunas precauciones extra para evitar la anisakiosis.

Reacción alérgica en niños por anisakis

La anisakiosis es la enfermedad causada por las larvas de algún gusano de la familia Anisakidae. Su sintomatología incluye síntomas directos, es decir, problemas digestivos de mayor o menor seriedad que aparecen entre 1 y 12 horas tras la ingesta, y síntomas indirectos por reacciones alérgicas al parásito, que pueden aparecer entre 1 y 24 horas tras la ingestión. La anisakiosis es una de las alergias alimentarias más frecuentes relacionadas con el consumo de pescado.

Es necesario saber identificar el parásito, una especie de pequeños gusanos blanquecinos que se pueden encontrar en la carne del pescado, y es necesario saber qué especies son más susceptibles de estar infestadas con el parásito. Por ejemplo, entre los pescados blancos, el bacalao o la merluza, las sardinas y boquerones y entre los pescados azules, el salmón y el atún y bonito. También el calamar y similares, como el volador o la sepia.

Cómo prevenir la intoxicación por anisakis en niños

Existen ciertas normas preventivas para asegurar la seguridad de los pescados susceptibles en restaurantes. Estas normas incluyen la congelación por debajo de 20°C durante al menos 24h para los pescados que vayan a consumirse en crudo o aquellos que hayan sido sometidos a un proceso de ahumado en frío, aplicable a todas las especies consideradas susceptibles de albergar el parásito. Los pescados que vayan a consumirse en salazón o escabeche también deben ser congelados previo a su consumo.

En casa se pueden tomar ciertas medidas para prevenir las anisakiosis, comenzando desde la compra. A la hora de comprar, conviene escoger piezas que hayan sido evisceradas, o hacerlo lo antes posible. Debe realizarse un control exhaustivo y minucioso de los lomos del pescado, y, al igual que en las recomendaciones para los restaurantes, debe alcanzar en el cocinado una temperatura igual o superior a 60°C en el centro de la pieza durante al menos un minuto.

Siguiendo estas recomendaciones, no debería haber problema alguno con el anisakis al consumir pescado, y, siendo un producto tan atractivo como es, el anisakis no debería ser un impedimento para su consumo.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud