El dengue en niños y embarazadas

Causas y síntomas del dengue en la gestación y la infancia

  • compartidos

El dengue es una infección vírica que se transmite por mosquitos hembra infectados, principalmente por el llamado Aedes aegypti. Afecta a bebés, niños pequeños y adultos, pero raras veces resulta mortal.

Según la Organización Mundial de la Salud alrededor de la mitad de la población del mundo corre el riesgo de contraer esta enfermedad. Actualmente tiene mayor incidencia en países tropicales de Asia y América Latina, aunque en los últimos años se ha vuelto endémica también en regiones de África y se ha extendido a Europa donde cabe la posibilidad de que surjan brotes de esta enfermedad.

7 síntomas del dengue en bebés y niños

Niña negra con fiebre

Después de sufrir la picadura del mosquito infectado el niño pasa por un periodo de incubación que va desde los 4 a los 10 días. Los síntomas suelen ser leves en los más pequeños y en quienes padecen la enfermedad por primera vez. Por lo general el dengue comienza con síntomas parecidos a los de una infección viral: fiebre, mucosidad nasal, tos e irritación en la piel. En algunos casos aparece además:

1. Fiebre elevada (40ºC).

2. Dolor de cabeza muy intenso.

3. Dolor detrás de los globos oculares.

4. Dolores musculares y articulares.

5. Náuseas y vómitos.

6. Agrandamiento de los ganglios linfáticos.

7. Salpullido en la piel.

La infección suele durar entre 2 y 7 días. Si después de estos primeros síntomas la persona infectada no nota mejoría y presenta un descenso de la temperatura corporal, dolor abdominal intenso, vómitos persistentes, hemorragias, sangre en el vómito o respiración acelerada, la enfermedad podría estar evolucionando hasta convertirse en dengue grave que es potencialmente mortal y afecta sobretodo a los niños. 

Cómo afecta el dengue a las mujeres embarazadas

Si una mujer embarazada es contagiada con el dengue, el virus puede desatar contracciones que pueden provocar un parto prematuro o la muerte del bebé en gestación.

En ocasiones el bebé puede presentar bajo peso al nacer. Si la mujer está infectada por el virus del dengue en el momento del parto el bebé corre el riesgo de contraer el virus en sus dos primeras semanas de vida.

5 formas de evitar el contagio del dengue en niños y embarazadas

El virus no se contagia de persona a persona. Las personas infectadas son los portadores y multiplicadores principales del virus, y los mosquitos se infectan al picarlas.  El Aedes aegypti se alimenta durante el día: sobretodo al principio de la mañana y el atardecer, antes de que oscurezca, y en cada periodo de alimentación, el mosquito hembra pica a muchas personas.

Cinco medidas para evitar el contagio del dengue:

1. Utilizar prendas largas de algodón de colores claros.

2. A partir de los 2 años usar repelentes para mosquitos.

3. En el caso de los bebés cubrir sus carritos con mosquiteras.

4. Cubrir las ventanas con mosquiteras.

5. Evitar uso de perfumes.

Actualmente no hay un tratamiento para el dengue, aunque hay varias vacunas en diversas fases de ensayo. Es muy importante la detección y la asistencia médica temprana para disminuir las tasas de mortalidad del 20 al 1%.

Cristina González Hernando. Redactora de Guiainfantil.com

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud