El color de las heces del bebé

Mi bebé hace caca verde, ¿es un problema?

  • compartidos

Lo normal es que las heces del bebé tengan un colon marrón, pero con frecuencia las familias nos consultan a los pediatras porque su hijo las emite de otro color: "Mi bebé hace caca de color verde, ¿qué le ocurre?"

Y es que, las cacas del bebé pueden ser además de marrones: verdes, blancas, rojas o amarillentas, y cada color nos habla de su alimentación y además, de otros factores. 

De qué depende el color de las cacas del bebé

El color de las cacas del bebé

El color de las heces depende de muy diversos factores, de entre los cuales los más importantes son:

-Pigmentos derivados de la bilis (fluido amarillento que se produce en el hígado, se almacena en la vesícula biliar, y desde allí se canaliza hasta el intestino delgado). 

-Colorantes presentes en la alimentación.

-Velocidad a la que se mueva el intestino.

Colores en las heces del bebé, ¿de qué depende?

-Verde. Este hecho aparece con relativa frecuencia en lactantes pequeños, en especial cuando toman algunas marcas de leche hidrolizada. La leche hidrolizada es un tipo de leche infantil que se emplea para alimentar a los niños con alergia a las proteínas de leche de vaca. Preocupa mucho a las familias, pero es intrascendente y no reviste ninguna gravedad. Tampoco está indicado suspender el consumo de estas leches. 

Los niños con diarrea tienen un tránsito rápido. Eso significa que su intestino se mueve muy rápido, y por ese aumento de velocidad también pueden evacuar heces verdosas.

-Blanco. Las heces blanquecinas traducen un problema en el flujo de la bilis; esto es, si hay un problema en el hígado, en la vesícula o en la vía biliar, las heces se muestran pálidas. Así ocurre en las hepatitis, en la atresia de vías biliares, piedras en la vía biliar, etc. Por lo tanto, las heces de color blanco sí suelen traducir algún problema interno.

-Rojo. Las heces rojas no siempre significan que se haya producido un sangrado, si bien siempre hay que tener esto en cuenta, en especial en niños con problemas de hemorroides, fisuras, estreñimiento, etc. En niños sanos, siempre hemos de hacer un recuerdo dietético de las últimas 24-72 horas. Pues la ingesta de algunos productos puede dar lugar a un efecto de teñido rojizo de las heces (dulces, gelatinas, refrescos, mermeladas, tomate, melocotón, colorante E-120). 

-Negro. Si tenemos un sangrado originado en la boca, el esófago o el estómago, la sangre se digiere parcialmente, y se vuelve de color muy oscuro. Pero hay productos que también tiñen de ese color la materia fecal (regaliz, morcilla, espinacas, chocolate negro, galletas de chocolate negro, arándanos, uvas, tinta de calamar, laxantes, rifampicina, hierro, bismuto, carbón activado).

Juegos para el baño del bebé

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud