Qué nos dice el color de dientes de los niños

Causas de las alteraciones del color de los dientes en la infancia

  • compartidos

Cuando hablamos de la coloración de los dientes hay que distinguir entre dos tipos de situaciones: cuando la variación del color se debe a que sobre la superficie del diente se ha adherido algún tipo de sustancia (alteraciones extrínsecas), y aquellas en las que está afectada la estructura interna del diente (alteraciones intrínsecas).

El odontopediatra es la persona adecuada para realizar el correcto diagnóstico y tratamiento. Y el encargado de valorar las causas de este cambio en la coloración dental.

Causas de la coloración externa de los dientes de los niños

Niña se cepilla dientes

Las alteraciones extrínsecas se podrán eliminar mediante una limpieza en el dentista. En los niños, las que se ven con más frecuencia son:

 - Manchas amarillas-anaranjadas o verdes, que se deben a un cepillado poco cuidadoso que produce que los restos de comida sean teñidos por las bacterias y hongos de la placa bacteriana.

 - Manchas negras, consecuencia de la presencia unas bacterias cromógenas que reaccionan con el hierro presente en la saliva o en medicamentos. No se deben a una mala higiene, es más, se han relacionado con menor incidencia de caries. Suelen desaparecer cuando se hace el recambio dentario de la dentición de leche a la definitiva. 

Causas de las alteraciones intrínsecas en los dientes de los niños

El color de  los dientes de los niños también pueden cambiar por causas intrínsecas, que alteran el interior del diente. Los más comunes en la edad infantil son:

- Las debidas a la caries. Las lesiones por caries comienzan como una mancha blanquecina (descalcificación) que poco a poco se transforma en amarillenta-oscura y posteriormente aparece una una concavidad. Es bueno recordar que se debe tratar con igual importancia una caries en un diente de leche (que no esté muy próximo a caerse), que las que aparecen en dientes definitivos.

- Aquellas secuela de un golpe, que a veces puede pasar desapercibido. La corona, generalmente de un diente anterior, se torna gris-rosa u amarillo-marrón. El traumatismo produce inflamación y/o muerte del nervio dental. En la dentición de leche, lo más frecuente es que el odontopediatra simplemente lo vigile, aunque podría ser necesario incluso realizar una extracción. En la dentición definitiva requiere un tratamiento odontológico a nivel del nervio del diente.

- MIH (Hipomineralización Incisivo Molar). Es una alteración muy frecuente entre los niños. Se caracteriza porque  el diente nace con manchas de un color que oscila del blanco tiza al amarillo-marrón. Lo más habitual es que afecte a uno o varios molares de los seis años (primeros molares definitivos), en ocasiones en combinación con afectación de los incisivos definitivos. Por lo que si vemos una mancha de estas características en un incisivo, lo más probable es que algún molar esté también afectado. El esmalte es más poroso, así que son dientes que se pueden fracturar fácilmente y son muy sensibles a la caries. Muchas veces el niño se queja de dolor a los cambios de temperatura. Es muy importante detectarlo cuanto antes para que el odontopediatra lo pueda tratar.

No olvides llevar a tus pequeños a sus revisiones odontológicas periódicas, será la mejor manera de detectar y tratar con eficacia estas situaciones.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud