Los dientes definitivos de los niños

Diferencias entre los dientes de leche y los definitivos

  • compartidos

A veces nos preguntamos por qué se llaman 'dientes de leche', y una explicación es que son mucho más blancos que los definitivos. Eso en ocasiones preocupa a los padres, que lo primero que ven cuando comienzan a asomar es que son mucho más grandes y más amarillos que los permanentes.

Características de los dientes definitivos de los niños

Niño con boca abierta

En efecto, los dientes definitivos se diferencian en varias características de los de leche:

- Tamaño: los definitivos son más grandes. El cuerpo va creciendo, pero los dientes no se 'estiran' como los huesos y los músculos así que nacen 'grandes' respecto a los compañeros. Según el niño va creciendo esa diferencia va siendo menos evidente. 

- Color: son más amarillos; en realidad lo que sucede es que el grosor de dentina (la estructura de diente que está por debajo del esmalte) ocupa bastante más grosor en el interior del diente. El esmalte es translúcido, de forma que el color de la dentina, que es de un intenso tono amarillo, se transparenta. Pero ese es el color normal de los dientes. No hay que plantearse blanqueamientos ni otras 'soluciones' para un problema que no es tal.

- Forma: en general los dientes y muelas permanentes tienen los hoyos y fisuras más pronunciados. Las piezas de leche, al tener un esmalte más fino, se desgastan a mayor velocidad, y de hecho un diente de leche cuando le llega el momento de caerse está bastante más aplanado y liso que un definitivo que lleva 30 años funcionando.

- Estructura interna: la anatomía del diente por dentro también es diferente. La cavidad en la que están el nervio y los vasos sanguíneos (la pulpa) es más estrecha en los dientes definitivos. La dentina es más compacta. Por eso cuando aparece una caries en los dientes de leche tenemos que darnos prisa en tomar decisiones sobre su tratamiento, porque la caries puede llegar rápidamente a la pulpa, que está más superficial. A lo largo de la vida las células vivas que hay en el interior del diente van segregando dentina que defiende al diente de las agresiones. La pulpa se va quedando cada vez más alejada del exterior cuanto mayor es la persona.

Las raíces de las muelas de leche están más abiertas (entre ellas queda albergado el diente permanente), son más aplanadas y más curvas, y tienen la característica especial de que se reabsorben según el diente definitivo va empujando. Las raíces de los definitivos no, su forma debe permanecer inalterada toda la vida. Eso explica las diferencias en cuanto a los tratamientos de la pulpa: en adultos una endodoncia es eliminar por completo los tejidos del interior de las raíces, y en niños hay variaciones en función de cuánta raíz queda por reabsorberse o el grado de afectación de la pulpa, siendo tratamientos habituales la pulpotomía y la pulpectomía.

En los niños los dientes están dispuestos en un semicírculo casi perfecto mientras que en la dentición definitiva la forma adoptada es de una parábola, más en forma de U. 

Cada una de estas diferencias tiene un por qué y una repercusión en el funcionamiento de la boca. El odontólogo, en sus tratamientos, tratará de adaptarse a lo que la naturaleza ha dispuesto, tanto en sus técnicas como en los materiales elegidos.

Recetas dulces con formas de corazón para niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud