10 cosas que no sabías sobre los dientes de los niños

Mitos y verdades sobre los dientes de bebés y niños

  • compartidos

Sobre los dientes de los niños circulan muchos mitos, creencias erróneas o tradiciones que conviene desmontar. Y es que hay quien cree que los dientes de leche no pueden tener caries, que se deben poner brackets antes de la caída de todos los dientes, que la salida de la dentición provoca fiebre o que al bebé se le irrita la zona del pañal durante la salida de los dientes. Todos ellos mitos erróneos.

En Guiainfantil.com te vamos a aclarar los puntos más importantes relacionados con la salida y caída de los dientes de los niños y, en general, con su salud bucodental para desterrar todas las falsedades sobre los dientes de los niños.

Mitos sobre la dentición infantil

 Cosas que debes saber sobre los dientes de bebés y niños

1- La salida de los dientes no ocasiona fiebre ni irritación en la zona del pañal. Tampoco ocasiona diarreas, infecciones o resfriados. Los síntomas que indican que al bebé comienzan a salirle los dientes es irritabilidad, babeo, sensibilidad en las encías, necesidad de morder objetos de forma compulsiva para aliviar la molestia.

2- Se puede aliviar las molestias de la salida de los dientes. Es conveniente que el niño muerda algún objeto frío aunque en casos en los que el niño se queja en exceso el pediatra puede recomendar analgésico para mitigar las molestias.

3- Los dientes de leche pueden tener caries, es la llamada 'caries del biberón'. Algunas creencias apuntaban a que las caries sólo estaban presentes en los dientes definitivos pero éstas pueden llegar con los primeros dientes y, de hecho, puede afectar al diente que nacerá después si no es tratada correctamente.

4- Las endodoncias también se pueden hacer en los dientes de leche. Si la caries en el diente es grande y ha afectado al tejido de la muela no vale tan sólo con realizar un empaste y habrá que hacer una endodoncia o pulpotomía o pulpectomía según haya que cortar o extraer la pulpa.

5- Al bebé también hay que limpiarle los dientes. Es un error esperar a que salgan los dientes definitivos para comenzar con la higiene dental. Desde las primeras etapas debemos limpiar la boca o los dientes del bebé con una gasita humedecida en agua. A partir de los 2 años ya podemos ayudarle con un cepillo de dientes primero sólo con agua y después con una pizca de pasta de dientes infantil. 

6- Hay que esperar a poner brackets hasta que salgan todos los dientes. Los ortopediatras recomiendan que hayan salido todas las piezas dentales antes de colocar una ortodoncia fija por lo que no se puede dar una edad determinada para ello, depende del desarrollo de cada niño.

7- Las caries no siempre duelen por ello es importante que llevar al niño a las revisiones periódicas con el odontopediatra para controlar su salud bucodental. En cualquier caso, una señal es la aparición de un cambio de color en el diente que se vuelve sin brillo y suele aparecer un borde amarillo o marrón. También puede romperse el esmalte.

8- No siempre se tienen todos los dientes definitivos. La dentición primaria o de leche está formada por 20 piezas y, la dentición definitiva está formada por 32 piezas. Sin embargo no todo el mundo pierde los dientes de leche. Si al niño no termina de caérsele ese diente de leche, es posible que no haya uno de reemplazo y el de leche se quedará donde está. 

9. Es posible que algunos bebés nazcan con dientes. Suelen crecer en las encías inferiores y aunque no existe una causa definida, se cree que puede estar relacionado con la herencia genética. 

10- Si al niño se le produce una rotura en un diente al caerse, ya sea de leche o definitivo tenemos que acudir al dentista lo antes posible para que valore su reconstrucción. En caso de que salga despedido de la encía, debemos recoger el diente, si es definitivo y acudir de urgencias para su posible reimplantación.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud