Cuándo deben hacerse un análisis de sangre los niños

Por qué motivos debe hacerse una analítica en la infancia

  • compartidos

El análisis de sangre es una prueba muy habitual, que se realiza sin muchos problemas tanto en niños como en adultos. Los pediatras en general intentamos evitar al niño las pruebas que le puedan resultar molestas o que puedan causar un 'trauma' al niño o a los padres, y sólo las solicitamos cuando creemos que la información que nos va a aportar no se puede obtener de ninguna otra forma, y que las ventajas de hacerla superan a los inconvenientes. 

Qué indica un análisis de sangre en los niños

Análisis de sangre en los niños

- El hemograma analiza los tres tipos principales de células de la sangre: células blancas (leucocitos), células rojas (hematíes) y las células que colaboran en la coagulación (plaquetas). 

- Proteínas (ferritina, inmunoglobulinas, albúmina, transaminasas, etc).

Hormonas (función tiroidea, cortisol, hormonas sexuales, etc).

Coagulación (tiempo de protrombina, tiempo de cefalina, fibrinógeno).

La función renal (del riñón), midiendo la creatinina, la urea o los iones de la sangre (sodio, potasio, cloro, calcio…).

La función hepática (del hígado), mediante los niveles de transaminasas (AST y ALT), de bilirrubina y de GGT, entre otras. 

El perfil lipídico, que analiza la concentración en sangre de los principales lípidos (grasas): colesterol (total, HDL y LDL) y triglicéridos. 

La elevación de la VSG (velocidad de sedimentación globular), de la PCR (proteína C reactiva) o de la PCT (procalcitonina) sugiere la existencia de un proceso inflamatorio o infeccioso, si bien no es específica de ninguna enfermedad.

En el análisis de sangre se analiza lo que el médico solicita. Es decir, en función del problema del paciente el médico solicitará unas pruebas u otras. Incluso puede que en función de los resultados se soliciten otros análisis más completos si es preciso. 

Cómo y cuándo se realiza una analítica en los niños

Generalmente la analítica será realizada en ayunas, pero no siempre es necesario. Es conveniente que preguntemos al pediatra si es imprescindible el ayuno, ya que determinados niños lo toleran muy mal, y si no es estrictamente necesario podemos evitarlo. Por otro lado para estudiar por ejemplo el metabolismo lipídico (es decir el colesterol) el ayuno será de 12 horas.

¿Cuándo debe hacerse analítica de sangre a los niños? En el momento actual no existe ninguna recomendación para realizar analíticas de sangre de rutina dentro del programa de seguimiento del niño sano. En niños sanos, sin enfermedades crónicas y que no tengan antecedentes familiares de enfermedades hereditarias, no está indicada la realización de analíticas de sangre para comprobar el estado de salud. 

Si hay antecedentes familiares de enfermedades genéticas puede estar indicado realizar un análisis, por ejemplo en el caso de la hipercolesterolemia familiar se realiza al niño un análisis alrededor de los 8-10 años. En otras enfermedades genéticas el estudio del gen es la única forma de realizar el diagnóstico, por tanto debe realizarse analítica de sangre. 

En los niños con determinadas enfermedades crónicas (diabetes, enfermedad celíaca, enfermedades renales, etc.) es necesario realizar análisis de sangre rutinarios o periódicos para ver la evolución de la enfermedad o sus posibles complicaciones, o posibles efectos de los medicamentos que tengan que tomar.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud