La alergia al polvo en los niños

Los ácaros del polvo son la primera causa de alergia respiratoria

  • compartidos

El polvo doméstico está presente en casi todos los ambientes en los que vivimos. Los niños pueden entrar en contacto con este polvo en casa, en el colegio, en los grandes almacenes  e inhalarlo sin darse cuenta. Tan sólo 2 miligramos de ácaros por gramo de polvo son suficientes para sensibilizar a un niño alérgico, y 10 milígramos por gramo de polvo pueden causar un ataque de asma

Qué son los ácaros del polvo doméstico

Niña con plumero

La alergia al polvo en los niños se produce por los ácaros del polvo doméstico, que son animales microscópicos, invisibles a simple vista, que se alimentan principalmente de caspa de humanos y mascotas.Los conocidos e identificados como Dermatophagoides pteronyssinus Dermatophagoides farinae son las especies que más proliferan en cualquier hogar.

No obstante, más que los propios ácaros, son sus heces, caparazones y cadáveres los que provocan las reacciones alérgicas en niños y adultos, lo que implica que incluso después de erradicarlos puedan temporalmente persistir los síntomas.

Cómo afecta la alergia a los ácaros del polvo a los niños

La alergia a los ácaros del polvo es especialmente molesta porque sus síntomas se mantienen durante todo el año. A diferencia de las alergias estacionales como la alergia al polen, que en la mayoría de los casos se tienen síntomas un máximo de 60 a 90 días al año, el polvo es un alérgeno que está presente en distintos ambientes todo el año y, por este motivo, sus síntomas incomodan a los niños de forma continua.

De hecho, entre las alergias, contrasta la elevada frecuencia de la alergia al polvo, que es mayor incluso que la del polen, pues el 20 por ciento de las alergias respiratorias en Europa están producidas por los ácaros del polvo doméstico. 

Actualmente, la alergia a los ácaros del polvo doméstico es la primera causa de alergia respiratoria en los niños europeos y, si no es controlada adecuadamente, puede afectar de forma negativa a sus relaciones sociales y a su desarrollo. 

La alergia a los ácaros es muy importante en los niños, porque afecta tanto a su vida hogareña como escolar. En casa, su habitación debe estar decorada siguiendo las normas ambientales que se deben adoptar para disminuir su exposición a los ácaros.

Los niños con alergia a los ácaros no deben tener alfombras ni peluches en su dormitorio porque atrapan una mayor cantidad de polvo que las superficies lisas y, en general, su habitación debe tener pocos juguetes. Estos niños tampoco deben frecuentar lugares o domicilios con una alta exposición al polvo doméstico y que tengan un elevado contenido de ácaros.

En el colegio, durante la duración de los síntomas, los niños pueden ver alterado su estado de atención normal, ya que esta sintomatología produce somnolencia e incluso pérdida de audición, lo que les impide llevar una vida escolar normal como los demás niños.

En cuanto a las consecuencias psicológicas de la alergía al polvo, la Encuesta europea cualitativa sobre la alergia a los ácaros del polvo doméstico, llevada a cabo por Stallergenes en España, Francia, Alemania e Italia señala que los sentimientos de culpa, ansiedad, incomodidad, irritabilidad, incomprensión, rendición y sometimiento son los síntomas psicológicos de la enfermedad frente a los cuales los niños no saben cómo reaccionar.

Tratamiento de la alergia a los ácaros del polvo para niños

El  diagnóstico y tratamiento de la enfermedad en sus fases iniciales mejora  su evolución. La inmunoterapia con alérgenos, es decir, las vacunas, constituye el tratamiento de elección en el caso de la alergia a los ácaros del polvo doméstico tanto para niños como para adultos.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil

Diplomas Día de la Madre. Dibujos para colorear con niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud