Cómo limpiar la casa si el niño tiene alergia a los ácaros

Alergias infantiles e higiene del hogar. La alergia de los niños a los ácaros

  • compartidos

En una casa con niños debemos adoptar las medidas de seguridad necesarias para evitar accidentes domésticos, pero también debemos cuidar la higiene. Si además el niño es alérgico a los ácaros del polvo, la limpieza de la casa debe ser extrema y presenta algunas particularidades.

Nada mejor que una casa limpia para evitar esos molestos síntomas de la alergia a los ácaros  como la congestión nasal, los estornudos o la urticaria. No basta con limpiar la casa como hacemos habitualmente, sino que debemos insistir en la limpieza y en cómo se limpia. Estas son algunas pautas para una casa en la que vive un niño alérgico al polvo.

10 consejos para limpiar la casa y prevenir la alergia infantil a los ácaros

Niños con plumero

1. Cuando hay un niño alérgico en una casa hay que limpiar el polvo de los muebles frecuentemente. Mejor que un plumero es utilizar un paño húmedo para retrasar la aparición de los ácaros.

2. El suelo hay que limpiarlo todos los días, pero siempre es mejor hacerlo con un aspirador que con la escoba. Al barrer, el polvo se va cambiando de lugar y los ácaros pueden activar los síntomas de alergia del niño.

3. En las estanterías es mejor que no haya muchos objetos decorativos que puedan acumular polvo y si son estanterías cerradas, será mucho más conveniente para el niño alérgico.

4. En la medida de lo posible debemos prescindir de alfombras. Es cierto que son muy confortables e ideales para que los niños jueguen sobre ellas, pero las alfombras son un nido de ácaros porque el polvo se va a acumulando en ellas.

5. Si no podemos prescindir por completo de las alfombras, lo mejor es que sean finas y lavables para poder limpiarlas cada poco tiempo. 

6. El mismo problema que las alfombras tienen las cortinas, donde también se acumulan muchos ácaros del polvo que pueden dañar al niño alérgico. Hay que evitar las cortinas más gruesas y lavarlas con frecuencia.

7. La habitación del niño con alergia a los ácaros requiere especial atención, tomando las medidas pertinentes sobre las alfombras y sobre las cortinas y con los hábitos de limpieza que utilizamos en el resto de la casa.

8. La cama es el lugar donde se puede desencadenar más fácilmente la alergia a los ácaros impidiendo al niño el descanso y provocando insomnio. Por eso es conveniente comprar un colchón antialérgico y hasta podemos pasar el aspirador por él una vez por semana.

9. La ropa de cama, tanto las fundas del colchón y almohadas como las sábanas y colchas hay que lavarlas en agua caliente al menos una vez por semana si queremos prevenir la aparición de la alergia.

10. Como medida preventiva es aconsejable no tener demasiados peluches en la cama y en la habitación, porque suelen acumular muchos ácaros. Y en caso de tenerlos, también debemos lavarlos con mucha frecuencia.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de una habitación

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud