Qué hacer en caso de accidentes con niños

Primeros auxilios. Cómo actuar en caso de accidentes infantiles en casa

  • compartidos

Los niños son muy propensos a sufrir accidentes durante la infancia. Las caídas, los golpes y los rasguños son muy comunes en su día a día, mientras juegan, corren o saltan. Por eso, es muy importante que los padres estén preparados para ayudarles en caso de accidentes. Guiainfantil.com ha preparado un abanico de información sobre cómo actuar cuando los niños se atragantan, se dan un golpe, se tuercen el tobillo, o sufren algún otro accidente, mientras se espera la orientación médica.

Cómo ayudar al niño en caso de accidente

Qué hacer en caso de accidente infantil

Los padres deben estar preparados para afrontar todos estos accidentes caseros. Conocer algunos trucos de primeros auxilios nunca está de más.

1. Intoxicación por productos tóxicos. En caso de intoxicación hay que acudir al médico lo antes posible o consultar a algún servicio de orientación que pueda ofrecer la ciudad en la que vives. En España, por ejemplo, se puede contactar con el Instituto de Toxicología en Madrid, teléfono (91) 562 04 20, para que te informen sobre lo que debes hacer.

- Si el producto tóxico ha caído sobre la piel del niño, hay que lavarlo con agua abundante. 

- Si el niño está inconsciente, sufre convulsiones o ha ingerido algún producto como la lejía, petróleo o alguno de sus derivados, no se debe provocar el vómito bajo ningún concepto.

2. Asfixia. Un error muy común cuando el niño ha ingerido algo que no debería es intentar sacarle el objeto con los dedos, algo que hay que tratar de evitar ante un atragantamiento. Si se trata de un niño muy pequeño, hay que cogerle por los pies mirando hacia abajo, y golpearlo en la espalda a la altura de los hombros. Si, a pesar de todo, no expulsa el objeto, hay que trasladarle urgentemente a un centro hospitalario. En el caso de un niño de más edad, es mejor llevarle directamente al médico.

3. Caída. Los niños no paran, y es normal que se produzcan caídas. Si se trata de una contusión o golpe, es recomendable ponerles una bolsa de hielo o agua fría sobre la zona afectada, mientras que si la caída ha ido más allá y hay fractura hay que tratar de inmovilizar el miembro dañado con algún objeto rígido, como un palo o estaca, hasta llegar al centro hospitalario.

4. Intoxicación por toma accidental de medicamentos. En caso de que el pequeño tenga una pequeña intoxicación a causa de los medicamentos se puede provocar el vómito en el niño, pero siempre y cuando la ingestión esté reciente. Si no se puede, hay que tratar de averiguar el tipo de medicamento que ha ingerido el pequeño, si es líquido o en pastillas, así como cantidad y tiempo transcurrido hasta ese momento. Inmediatamente, hay que trasladarle a un centro hospitalario, facilitándoles esa misma información.

5. Descarga eléctrica. Los enchufes es algo que suele llamar la atención a todos los niños, por ello hay que procurar desconectar la corriente con el interruptor o intentar retirar al accidentado utilizando objetos aislantes, como madera, goma...., excepto en los casos de alta tensión. Nunca intente tocarlo con sus manos directamente, porque podría sufrir también una descarga. Si no respira, siempre se puede utilizar la técnica de los primeros auxilios, y, si hay paro cardíaco, realizar un masaje exterior, hasta que llegue el médico.

6. Quemaduras por fuego. En caso de que el niño se haya quemado, hay que impedir que salga corriendo y tratar de revolcarlo en el suelo, cubriéndolo con una manta. No se deben quitar los restos de ropas quemadas, que aún están adheridos a su piel. Sin embargo, hay que tratar de curar las quemaduras con una gasa esterilizada o paño limpio. No hay que aplicar nunca pomadas o remedios caseros sin consultar antes con el médico. El niño debe ser trasladado inmediatamente al hospital

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud