Los accidentes infantiles frecuentes en vacaciones

Consejos para evitar los accidentes infantiles en vacaciones

  • compartidos

Las vacaciones son uno de los periodos del año que más disfrutan los niños, sobre todo por la cantidad de tiempo libre del que pueden disfrutar ya que los colegios y escuelas están cerrados. 

Pero durante esta época, con la presencia de los pequeños en el hogar durante más horas y el cambio de rutina habitual, también aumenta el riesgo para ellos de sufrir más accidentes, principalmente domésticos. ¿Cómo podemos prevenirlos?

Los accidentes más comunes en vacaciones

Accidentes en vacaciones

Los incidentes infantiles más habituales en vacaciones suelen tener lugar en el hogar, aunque también en piscinas, playas y durante actividades de ocio propias de esta época. 

Respecto a los accidentes domésticos, los más frecuentes durante el periodo vacacional son las quemaduras, las fracturas de huesos, los traumatismos cráneo-encefálicos y las intoxicaciones por productos de limpieza y medicamentos. También los cortes, los atragantamientos y las contusiones entran dentro de los incidentes más comunes. 

Prevenir accidentes mejor que curar

Según el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), durante las vacaciones los accidentes infantiles aumentan hasta en un 25%, por lo que organismos como este han advertido a los padres sobre la importancia de vigilar más a los pequeños, ya que 9 de cada 10 percances pueden evitarse. 

Los expertos recomiendan tener especial cuidado con los utensilios de cocina peligrosos, por ejemplo cuchillos, mecheros, fogones o tijeras. Estas herramientas deben mantenerse fuera del alcance de los niños, lo mismo que los medicamentos y los productos de limpieza.

Se debe prestar especial atención a las ventanas abiertas en los meses de calor, a los ventiladores y, por supuesto, a los enchufes y otros aparatos eléctricos que puedan suponer un riesgo para los pequeños.

Además, es importante tener cuidado cuando se acude a piscinas y playas con las quemaduras del sol y con los accidentes que pueden ocurrir en el agua, desde cortes con piedras, caídas en los bordes de las piscinas o picaduras de animales venenosos, como medusas o fanecas. 

Los padres deben recordar que igual de importante es intentar prevenir los accidentes tomando medidas como enseñar a sus hijos a evitarlas por si mismos.

Fuentes: Instituto Mexicano del Seguro Social

. Colaboradora de GuiaInfantil.com

Heridas y quemaduras en los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud