La seguridad de los bebés en la cuna

Cunas seguras para bebés

  • compartidos

Durante 2 o 3 años tu bebé va a tener que utilizar su cunita, por eso es importante invertir en una cuna duradera y también segura. No queremos que el bebé corra ningún riesgo, mucho menos mientras está descansando. Así que tenemos algunas recomendaciones de seguridad para la cuna del bebé.

Aunque no todas las familias se lo pueden permitir, no se aconseja reutilizar una cuna antigua de parientes ya que puede que no cumpla con los requisitos de seguridad. Para tu tranquilidad y para la seguridad del bebé, lo mejor es comprar una cuna nueva y homologada. Medidas de seguridad para la cuna de tu bebé.

Cómo debe ser una cuna segura para tu bebé

Bebé en cuna

- Lo primero que debes fijarte cuando vayas a comprar una cuna es su solidez. Mira que no se mueva su estructura porque podría estar mal armada y busca una más resistente que aguante los 3 años de tu bebé. Siempre puedes decantarte por una de esas cunas que con el tiempo se convierten en camas, así ahorrarás en el mobiliario de la habitación del bebé. 

- Una cuna segura no debe tener decoración en su armazón que pueda caerse o arrancarse, con el fin de que no acabe en la boca del bebé. No hay un tamaño ideal para que la cuna resulte segura, pero sí debes tener en cuenta que el colchón quede ajustado, sin huecos por los que el bebé pueda meter sus dedos. También deberás cambiar el colchón por otro de menor grosor cuando el bebé crezca un poco para que no pueda trepar a los barrotes.

- Los barrotes de la cuna son otro de los puntos claves para proteger al bebé. Para que el bebé no pueda meter su cabecita entre ellos, se recomienda que no estén separados unos de otros por  más de 6 centímetros. Y revisa regularmente el estado de los barrotes y de los postes de la cuna si son de madera, para que el bebé no pueda arañarse cuando se agarra.

Medidas de seguridad para una cuna sin riesgos

Para una mayor seguridad de tu bebé, tus precauciones no se deben limitar al buen estado de la cuna y a sus medidas. También debes tener en cuenta todos los elementos que la rodean, que no haya colgadores o cordones cerca de ella para evitar accidentes con el bebé. Por eso hay que tener mucho cuidado con todos los elementos decorativos que colocas alrededor de la cuna.

Tampoco es conveniente que la cuna esté situada cerca de ventanas, persianas o cortinas. Y el resto de las medidas de seguridad que debes tener en cuenta son las mismas que en el resto de la casa. Vigila la temperatura de la habitación donde está situada la cuna y procura que sea un entorno saludable y seguro para que no ocurran accidentes domésticos.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud