Soluciones para el dolor de espalda en el posparto

Qué hacer cuando duele mucho la espalda tras dar a luz

  • compartidos

Desplazamiento del coxis, debilitamiento de la pelvis, una postura incorrecta en la lactancia... las causas del dolor de espalda en el posparto son varias, y todas tienen que ver con el momento en el que nuestro hijo llegó al mundo. 

Sin embargo, también es necesario conocer qué trucos o remedios caseros podemos poner en marcha para eliminar el dolor de espalda tras el embarazo y tras dar a luz al bebé. 

5 soluciones para el dolor de espalda tras dar a luz

Madre con bebé hace ejercicio

1. Ejercicios a la hora de sentarse y levantarse: Parece una obviedad, pero si no sabemos estar cómodas, incluso el momento de sentarnos y levantarnos puede ser una auténtica tortura. Para terminar con el dolor de espalda en el posparto hay que tener tanto cuidado a la hora de levantarse, como cuando queremos sentarnos a descansar. Para ello, nunca hay que hacerlo de forma brusca, sino levantarnos y sentarnos con la espalda recta y suavemente.

Lo mismo sucede cuando se cae algo al suelo y queremos recogerlo, nunca hay que agacharse doblando la espalda, sino flexionando las rodillas y bajando con la espalda completamente recta. A la hora de levantarse es recomendable hacer el mismo ejercicio, sin doblar en ningún momento la zona lumbar y apoyando el peso del cuerpo fortaleciendo las piernas. 

2. Cambiar la postura en la lactancia materna: Aunque lo más importante sea el confort del bebé a la hora de dar el pecho, el bienestar de la madre es fundamental para que no sufra molestias. Dar el pecho puede convertirse en una mala experiencia si la mujer se encuentra dolorida antes y después de cada toma. Muchas veces, el dolor no tiene nada que ver con el pecho sino con la propia espalda, que queda entumecida por una postura incorrecta. 

Para terminar con el dolor de espalda en la lactancia materna, es recomendable probar hasta tener la espalda recta y jugar con los brazos para colocar al bebé. Puede ser que nos ayude una almohada o cojín en la parte de los riñones o incluso en la nuca para que no duela el hecho de tener una misma postura de forma prolongada durante cada toma. 

3. Colchones firmes: Para estar cómoda y a la vez terminar con el dolor de espalda tras el parto, es recomendable descansar sobre un colchón que no sea excesivamente blando. Si tiene una superficie que es muy blanda, el dolor en la parte alta o baja de la espalda permanecerá. Es mejor que sea un poco más firme, y siempre hay que dormir de lado para tratar de paliar el dolor

4. Aplicación calor en el foco de dolor: Cuando el dolor es muy agudo en una zona concreta, es recomendable aplicar pequeños toques de calor. Podemos hacerlo con un paño previamente calentado para aplicar en el lugar que nos duela, o con una manta eléctrica durante unos minutos, sin estar demasiado tiempo, ya que un abuso de calor podría conseguir justo el efecto contrario. 

5. Estiramientos corporales: No hay nada como el ejercicio para terminar con el dolor de una zona concreta del cuerpo. Cuando nos duele la espalda, lo más recomendable es hacer estiramientos que trabajen la parte que duele, en lugar de un reposo exagerado. Aunque al principio nos resulte más doloroso de lo esperado, hacerlo de forma continuada hará que la molestia disminuya considerablemente. 

Uno de los estiramientos más completos es aquél que debe hacerse apoyando las manos y las piernas sobre el suelo. Para estirar la espalda, hay que apoyar todo el peso del cuerpo en las manos, o en los antebrazos si se tienen las muñecas delicadas, e ir levantando una de las dos piernas en repeticiones de cinco, para que se estire la parte baja de la espalda. Otro ejercicio de estiramiento corporal para la espalda y el dolor lumbar corresponde a sentarse en el suelo de rodillas, para después apoyar todo el peso de la espalda sobre el suelo estirando los brazos. 

Ejercicios con pelota para embarazadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud