Sentadillas para recuperar la figura tras el parto

Tipos de sentadillas o cuclillas que ayudan a recuperar la figura

  • compartidos

Para muchas mamás, perder la figura tras el embarazo supone un quebradero de cabeza. Aunque la salud del bebé es lo más importante, las madres también quieren sentirse guapas y sanas después de haber experimentado el precioso proceso de estar embarazadas.

Conseguir recuperar la figura no es fácil, pero con la ayuda de una dieta sana y ejercicio regular el cuerpo puede recuperarse de forma progresiva tras el parto. Las sentadillas o cuclillas son uno de los ejercicios más sencillos, que pueden hacerse en casa y que ayudan a que la figura vuelva a ser la que era. 

Sentadillas para el cuerpo después del embarazo

Mujeres hacen sentadillas

- Sentadillas hacia el frente: La sentadilla de frente se hace de una forma muy sencilla, y es flexionando las piernas juntas hacia adelante. El cuerpo no varía, ya que los muslos están juntos y las rodillas también, y lo interesante es mantener recta la espalda a la hora de hacer las repeticiones, para subir y bajar contrayendo abdomen y potenciando suelo pélvico

- Sentadillas de lado: Para hacer sentadillas no hace falta tener el cuerpo mirando justo hacia el frente, sino que también pueden hacerse de lado para fortalecer los glúteos y las piernas. Se trata de separar las piernas, para después flexionar una de ellas mientras el cuerpo se gira hacia ese lado de forma gradual. Podemos mantener uno de los brazos en jarras en la cintura, y el otro sobre la cabeza. Después, es necesario cambiar de pierna para que ambas conozcan la misma intensidad en los músculos. 

- Sentadilla de espalda: Es la más conocida, y no guarda secreto alguno. Lo importante es separar las piernas y flexionarlas al mismo tiempo hacia el frente, poniendo los brazos lo más juntos posible en la misma dirección que las piernas, pero sin que estas se junten. En función de nuestra elasticidad y resistencia, deberemos saber el número de repeticiones que estamos dispuestas a aguantar. 

- Sentadilla de zancada: Puede ser la más complicada a la hora de recuperarnos tras el parto porque es la que más cuesta, pero desde luego es de las más efectivas. Se trata de ponernos con el cuerpo mirando al frente, con los brazos en cruz, para dar efectivamente una zancada hacia delante, dejando una pierna flexionada y la otra recta. Podemos ir cambiando de una a otra o hacer pequeñas flexiones con la pierna que está doblada para que los músculos de las piernas tiren hacia arriba y nos recuperemos más rápido del embarazo. 

Masaje para embarazadas paso a paso

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud