Pilates para la recuperación posparto

Cómo recuperar la figura tras el embarazo con la práctica y el método Pilates

  • compartidos

El posparto o puerperio es el tiempo que transcurre hasta que la mujer vuelva al estado que tenía antes del embarazo. Durante este tiempo, los cambios fisiológicos, anatómicos y endocrinos, acaecidos durante el embarazo, volverán poco a poco a la normalidad.

El tipo de parto que se haya tenido, condiciona un poco la recuperación. Es decir, no se recupera igual una mujer que haya tenido un parto por cesárea o precisado una episiotomía, que una mujer que no haya tenido que ser intervenida. La cesárea y la episiotomía implican mayor tiempo de recuperación porque no dejan de ser intervenciones quirúrgicas controladas donde la musculatura ha sido cortada. El tiempo de recuperación pasa de seis semanas a unos seis meses, mes arriba, mes abajo, para que las cicatrices internas estén bien cerradas y permitan tener una vida completamente normal.

¿Qué puede hacer el método Pilates por la mujer en el posparto?

Pilates y posparto

Existe un método que puede trabajar desde casi el primer día, progresivamente, todo el sistema abdominal y el suelo pélvico. Este método es el Pilates, cuya base radica en el control del "Powerhouse". Este método, creado por el alemán Joseph Humbertus Pilates, se asienta sobre los principios de la "mansión del poder" (powerhouse), que está formada por el conjunto de músculos compuesto por los oblicuos, los rectos abdominales, el diafragma, el transverso y la musculatura del suelo pélvico. Gracias al método Pilates, se puede aprender a controlarlos, a trabajarlos en su máxima longitud, a dotarlos de resistencia y, al mismo tiempo, de elásticidad. 

Todo el método se caracteriza por ser un sistema consciente, donde se aprende a controlar y a focalizar exactamente cómo y dónde quieres contraer y cómo quieres trabajar la musculatura, combinándolo con la respiración. La respiración también es consciente. Se trata de realizar una expiración forzada tras la inhalación, consiguiendo así mejor oxigenación y una activación de toda la musculatura implicada en "la mansión del poder". Con ella, ya desde los primeros días, se podrá trabajar con seguridad la musculatura abdominal y perineal sin esfuerzo alguno. 

Gracias a este método, las mujeres podrán recuperarse antes y mejor de su embarazo, podrán recuperar su figura, su suelo pélvico previniendo incontinencias y su postura. Después de lo que se considera como el postparto, las mujeres también podrán seguir beneficiándose de este método. El embarazo ha finalizado, pero hay una nueva vida que depende de ellas. Amamantar o dar el biberón, sostener al bebé, transportarlo y los cambios del ciclo del sueño de la madre condicionados a los del bebé, suponen a la madre una continuación de su trabajo corporal y mental importante. Es por ello, que con Pilates, podrán mantener un buen estado físico, prevenir o minimizar dolores de espalda, hombro o manos y relajarse. También les ayudará a sentirse bien, a mantener un buen estado de ánimo y la fuerza necesaria para adaptarse a su nueva vida. 

Marián Zamora Saborit, fisioterapéuta

 

Marián Zamora Saborit
Fisioterapéuta. Técnico en Pilates
Psicomotricista en Educación Infantil
Blog de Marián Zamora 

Ejercicios con pelota para embarazadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud