Síntomas del parto: romper aguas

Cuando se rompe la bolsa y sale el líquido amniótico que ha rodeado al bebé en el embarazo

  • compartidos

El saco lleno de líquido amniótico que envuelve al bebé se rompe, a esto se le denomina romper aguas y es uno de los síntomas de parto en caso de que el embarazo haya pasado la barrera de las 37 semanas de gestación.

Cuando la bolsa de aguas se rompa, notarás que sale por los genitales un líquido transparente o amarillo claro. Puedes diferenciarlo de una pérdida de orina porque la salida de líquido es constante y con los movimientos que realizas se acentúa.

Romper aguas en el embarazo

Mujer de parto

La rotura de la bolsa de aguas generalmente es un síntoma de que el parto es inminente o que ya ha comenzado, sin embargo, en algunas ocasiones puede producirse antes del parto. 

En caso de suceder en gestaciones pretérmino, antes de la semana 37, será recomendado el ingreso hospitalario para ser tratada con corticoides y así ayudar a la maduración pulmonar del bebé o incluso te pueden administrar antibióticos para prevenir una infección del líquido amniótico. El facultativo valorará también suministrar fármacos para frenar la evolución del parto si todavía no se ha llegado a la semana 34 de embarazo.

El trabajo de parto

Si la rotura se produce después de la semana 37 de embarazo, el ginecólogo te realizará una exploración para valorar si ha comenzado el trabajo de parto. En caso de que no haya empezado, habrá que esperar unas horas para ver si se inicia, ya que generalmente las contracciones comienzan 12 horas después.  En caso contrario, se administrará oxitocina para acelerarlo. Si el líquido amniótico está teñido de un color oscuro el ginecólogo inducirá el parto ya que puede ser indicio de sufrimiento fetal.

El color del líquido amniótico cuando salga ha de ser transparente, en caso de que sea de color verde es importante acudir al hospital en el menor tiempo posible ya que el líquido podría estar teñido por el meconio, la primera deposición del bebé en los primeros días de vida y podría haber sufrimiento fetal al producirse dentro del útero.

En caso de romper aguas antes de que haya comenzado el trabajo de parto, además de acudir al hospital para que el ginecólogo valore tu estado y el del bebé, conviene que te pongas una compresa y mantengas una buena higiene para evitar las infecciones. 

En muchas ocasiones la rotura de la bolsa se produce una vez iniciado el trabajo de parto o incluso, si el parto está avanzado y no se ha roto la bolsa de forma espontánea, el mismo personal médico puede provocar la rotura.

Los nombres de los bebés de los famosos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud