Cómo evitar el parto prematuro. Anillo y cerclaje cervical

Prevenir y evitar el parto prematuro desde el segundo trimestre del embarazo

  • compartidos

Hasta el momento, el cerclaje cervical era el método utilizado por los ginecólogos y obstetras para cerrar el cuello del útero y evitar un parto prematuro. Ahora con la introducción de un anillo de silicona alrededor del cuello del útero, que produce el efecto de cerrar y presionar en la parte baja del útero, se pueden evitar el 75 por ciento de los partos prematuros. Este anillo puede ser la salvación para 13 millones de bebés prematuros que todos los años nacen en el mundo, ya que la prematuridad es la principal causa de muerte en el primer mes de vida del bebé, de tal manera que un bebé que nace antes de tiempo tiene una probabilidad 180 veces superior de morir que uno que ha podido cumplir con la gestación completa.

El cuello del útero en el embarazo

Anillo cervical evita parto prematuro

El útero es el órgano donde se desarrolla el bebé durante el embarazo. El cuello uterino es la abertura del útero hacia la vagina. Durante el embarazo, el cuello uterino permanece firmemente cerrado hasta que el bebé está listo para nacer. Sin embargo, un cuello uterino demasiado corto o debilitado podría carecer de la fuerza suficiente para mantenerse cerrado a medida que el bebé va aumentando de tamaño. Esta debilidad se conoce también como insuficiencia cervical o incompetencia cervical y puede dar lugar a un parto prematuro o a un aborto espontáneo cuando el cuello uterino se abre demasiado pronto.

El cerclaje cervical es el procedimiento más usado hasta ahora para cerrar el cuello uterino durante el embarazo mediante sutura a fin de prevenir un aborto espontáneo o un parto prematuro. Sin embargo, ahora con la introducción de un anillo de silicona en el útero, que produce el efecto de cerrar y presionar en la parte baja del útero, el bebé desplazará el peso de la cabeza a la parte de la barriga de la madre, evitando así la presión directa hacia el cuello del útero.

El anillo contra el parto prematuro 

El uso de un anillo de silicona para cerrar el cuello del útero es reciente y consigue evitar el parto prematuro en un 75 por ciento de los casos. El anillo se coloca en el segundo trimestre del embarazo por un profesional, mide siete centímetros de diámetro, y cuesta alrededor de 38 euros. La inserción de este aro está indicada para las mujeres con alto riesgo de parto tempranero debido a un cuello uterino corto, lo que provoca que el útero no tenga la fuerza necesaria para aguantar el peso del bebé. Esta es la causa más común que facilta un parto antes de tiempo y la posibiidad de tener un bebé prematuro.

Su principal ventaja frente al cercaje cervical tradicional es que no es un método invasivo, ya que no requiere intervención quirúrgica, pues se introduce por vía vaginal y se coloca alrededor del cuello del útero y es de fácil colocación y extracción.

El cerclaje del cuello del útero en el embarazo

El objetivo del cerclaje es mantener cerrado el cuello uterino mediante sutura para evitar que el bebé pueda salir del útero antes de que esté completamente desarrollado. El cerclaje se realiza cuando fracasan otros procedimientos para cerrar el cuello uterino a partir de la semana 12 de gestación. La cirugía consiste en acceder al útero a través del abdomen, y cerrar el cuello uterino con sutura. Después del procedimiento y al cabo de unas horas la embarazada recibe el alta médica. Una vez en casa, la embarazada debe guardar reposo, evitando el ejercicio físico y las relaciones sexuales.

El especialista debe asegurarse de que el cerclaje cervical se mantiene correctamente a través de una serie de revisiones, pero sobre todo, debe vigilar en qué momento la embarazada empieza a dilatar o cuando empiezan las contracciones de parto, ya que se deben retirar los puntos de sutura antes de que comience el trabajo de parto para evitar que el cuello del útero se desgarre. Este procedimiento se considera seguro, pero al igual que todos los procedimientos quirúrgicos implica ciertos riesgos. 

Marisol Nuevo.

Fotos a bebés dormilones

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud