La postura durante el parto natural

Hay posturas que ayudan a que el bebé descienda por el canal del parto

  • compartidos

La mayor parte de los partos se producen con la mamá tumbada en una camilla y sus piernas en unos estribos, es la posición de parto más aceptada por los profesionales. Sin embargo, cada vez los estudios hablan de los beneficios de otras posturas tanto para el momento en el que se produce el expulsivo como para la fase de dilatación, ya que favorecen el descenso del bebé por el canal del parto.

Posturas durante la dilatación y el parto

Posición durante el parto

La matrona o el ginecólogo te orientarán en todo momento sobre la mejor posición a adoptar. Durante el proceso de dilatación, el latido cardíaco y la frecuencia de las contracciones estará registrada continuamente a través de un monitor.

Además el personal sanitario realizará, mediante tacto vaginal, una exploración para comprobar cuántos centímetros has dilatado. Si en este proceso, te lo permiten y todavía no te han administrado la anestesia epidural, hay posturas que ayudan a que el bebé descienda por el canal del parto:

- De pie: facilita el descenso del bebé, acorta la duración del trabajo de parto y provoca que llegue antes la etapa del expulsivo.

Andando: junto a las ventajas anteriores, ayuda a que baje la intensidad del dolor porque los músculos se relajan.

Cuclillas: reduce el tiempo de dilatación y facilita el expulsivo. En algunas clínicas permiten que las mamás realicen el expulsivo en esta postura, ya que además les deja ver el momento del nacimiento.

Si ya te han administrado la epidural hay otras posturas que puedes adoptar:

Tumbada sobre un costado: facilita la llegada de sangre al bebé ya que no comprime los vasos sanguíneos y reduce la tensión en el perineo.

De rodillas: con la ayuda del papá o de la matrona, podrías ponerte de rodillas y dejar caer tu cuerpo sobre una almohada. La presión sobre la espalda será menor y te sentirás muy cómoda.

Sentada: en esta posición de parto, el útero cae hacia delante y facilita el riego de sangre a los músculos

Hoy en día no ten todas las clínicas dejan a la mamá decidir la postura del parto. La política del centro, la evolución de tu caso en particular y la posición que tenga el bebé en el útero, será la que marque la pauta, pero cada vez más hospitales tienen elementos que favorecen otras posiciones como pelotas de dilatación o camas multiposición que permiten otras formas de dar a luz.

La evolución del bebé y su entorno mes a mes

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud