La matrona, una especialista en maternidad

El papel de la matrona y la importancia para la mujer en su maternidad

  • compartidos

La matrona es el profesional sanitario que, con una actitud científica responsable y utilizando los medios clínicos y tecnológicos adecuados al desarrollo de la ciencia en cada momento, proporciona una atención integral a la salud sexual, reproductiva y maternal de la mujer, en su facetas preventiva, de promoción, de atención y de recuperación de la salud, incluyendo así mismo la atención a la madre, en el diagnóstico, control y asistencia del embarazo, parto y puerperio normal y en la atención al hijo recién nacido sano, hasta el 28 día de vida.

La matrona en el embarazo

La matrona en el embarazo, el parto y el pueperio

Las matronas somos enfermeras diplomadas especialistas en Obstetricia y Ginecología. Nos dedicamos a acompañar a las mujeres en sus vivencias de maternidad, embarazo, lactancia, parto, sexualidad, en la llegada y despedida del ciclo menstrual y en el conocimiento de su suelo pélvico... En nuestro trabajo diario, brindamos a las mujeres la posibilidad de reconectar con la sabiduría que ya poseen; ayudando desde el conocimiento de la fisiología, del por qué y cómo suceden los procesos.

En el sistema público, la matrona es la responsable del seguimiento de los embarazos normales. Coordinará las citas con el ginecólogo para la realización de ecografías, de las analíticas propias de cada trimestre; pero lo más importante es que en su consulta la futura madre podrá resolver dudas, hablar de sus temores... Esta profesional controlará que el embarazo se desarrolle dentro de la normalidad, vigilará el bienestar de la mujer y del futuro bebé, mediante la medición de diferentes parámetros como la tensión arterial, peso, crecimiento uterino y control de la frecuencia cardiaca fetal. En sus consultas se darán pautas sobre alimentación, actividad diaria, cambios propios del embarazo, hábitos higiénicos... Así mismo es la encargada de impartir los cursos de educación maternal (preparación al parto).

La matrona en el parto

El parto es un momento crucial, por eso la asistencia del mismo no debería considerarse como una mera técnica, sino que debería atenderse en su auténtica dimensión vivencial. La matrona sabe que el parto es un acto natural, y como profesionales debemos realizar un acompañamiento global, sin olvidarnos de ningún protagonista: madre, bebé, pareja; estableciendo relaciones de confianza entre todos los profesionales que intervienen. La matrona valora la evolución normal del parto (realiza tactos vaginales para ver la dilatación, vigila el bienestar fetal...), y en el momento del expulsivo, recibe al bebé y lo coloca piel con piel encima de la mamá, sutura los posibles desgarros y valora la integridad del periné.

La matrona en el pueperio

En el pueperio, la matrona continua velando por el bienestar del binomio madre-hijo, favorece el contacto precoz, la lactancia materna (resuelve las posibles dudas que pueda tener la reciente mamá), reevalúa el estado del suelo pélvico posparto, aconseja sobre hábitos de alimentación, sueño, higiene, actividad.... Y además vigila el bienestar del bebé y da pautas a los nuevos papás en cuanto a curas del cordón, sueño del bebé, higiene, alimentación, crianza....

En definitiva, la matrona es el profesional que brinda una atención integral durante todo el proceso de la maternidad.

Tipos de madre: ¿Con qué mamá te identificas?

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud