Cuidados de la cicatriz tras una cesárea

Recuperación posparto después de un parto por cesárea

  • compartidos

Hace pocos años la hospitalización después de una cesárea era de al menos una semana, sin embargo hoy en día los tiempos se han reducido mucho. Generalmente tras 3 o 4 días en la maternidad, la mujer es dada de alta, y los cuidados de la herida son responsabilidad suya.

En cualquier caso, no debemos olvidar que la cesárea es una cirugía mayor, aunque con final feliz, ya que tenemos de premio a nuestro bebé. Con lo que los cuidados que debemos tener no son pocos, y no debemos de quitarle importancia a los cuidados que necesita la madre.

La mujer que ha sido intervenida de cesárea debe evitar durante un tiempo las labores domésticas, levantar pesos (ojo aquellas mujeres que tienen hijos mayores), conducir, y cualquier esfuerzo que haga que aumente la presión intraabdominal, ya que genera dolor.

Pautas para cuidar la cicatriz tras un parto por cesárea

Cuidados de la cicatriz de una cesárea

La herida no requiere cuidados especiales, lo más importante como cualquier incisión es mantenerla limpia y seca y seguir estos sencillos consejos:

- La lavaremos con agua y jabón durante la ducha, la secamos a golpecitos con una gasa estéril, sin arrastrar y dejarla unos minutos al aire. No es conveniente cubrirla con apósitos, pero debemos tener precaución con la ropa, para que no se enganche.

- En el hospital pueden recomendar la aplicación de algún antiséptico, generalmente clorhexidina; que pondremos después de la ducha.

Cuidados de la cicatriz tras un parto por cesárea 

- A los 10 días, en la visita de la matrona, se retirarán las grapas o los puntos en el caso de que la mujer tenga.

- Los masajes sobre la herida con rosa mosqueta, después de retirados los puntos o grapas, ayudan a una mejor cicatrización, a disminuir la probabilidad de queloides, de adherencias…

- Es muy probable que la mujer necesite tomar medicamentos para el dolor. Solemos recomendar que los tome, ya que son seguros para el bebé si da el pecho. Además la ayudarán a estar más confortable sin dolor.

- La incisión es muy dolorosa con ciertos movimientos que aumentan la presión intraabdominal como toser, reírse, estornudar, ir al baño o simplemente levantarse o acostarse en la cama. Recomendamos que se lleve las manos a la herida, presionando para que evite dolor en la zona. Si presenta mucho dolor con los cambios posturales, puede ser beneficioso al principio el uso de una faja tubular, especial para cesáreas; pero sólo durante 5 o 6 días. Ya que el uso prolongado de estos dispositivos puede tener un efecto negativo.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud