Contraindicaciones de la anestesia epidural en el parto

¿Cualquier embarazada puede ponerse la epidural?

  • compartidos

La anestesia epidural es una técnica relativamente segura, y usada por la mayoría de las mujeres en sus partos, sin embargo existen algunas situaciones que contraindican la punción y la administración de este tipo de analgesia.

Antes de poner la epidural, el anestesista valorará determinados parámetros que deben obtenerse del paciente para valorar si se puede administrar anestesia regional o no, también hay algunas enfermedades que provocarán anestesia fallida o complicaciones serias.  

7 razones por las que la epidural está contraindicada

¿Cuándo no puede ponerse la epidural?

1 - Infección en el sitio de punción, ya que ésta puede propagarse al interior del espacio epidural y provocar celulitis o un absceso; y en el caso de puncion de la duramadre, puede incluso desarrollarse una meningitis.

Se consideran también contraindicaciones la psoriasis, herpes y la hidroadenitis axilar. También la sepsis (infección) generalizada es otra contraindicación absoluta.

2 - El SIDA se considera una contraindicación relativa, y se tendrá que evaluar la situación de cada mujer.

3 - Afección neurológica: son casos para estudiar de manera minuciosa, ya que en muchos casos la anestesia epidural no será administrada si se padecen algunas de las siguientes enfermedades neurológicas: desmielinización, neuropatía periférica, accidente vascular cerebral….

4- Coagulopatía: la práctica de cualquier tipo de anestesia regional presume el estado intacto de los mecanismos de la coagulación. 

Si una mujer tiene diagnosticada alguna alteración en la coagulación, o se administra heparina durante el embarazo también son consideradas contraindicaciones relativas para el uso de epidural.

5- Hemorragia incontrolada: ya que la epidural puede provocar bajada de tensión arterial debido a la dilatación de los vasos sanguíneos, en mujeres con una hemorragia franca se puede agravar con la administración de fármacos. Sin embargo se pueden usar medicamentos para controlar la tensión (vasoactivos) y poner fluidos para mantener la volemia.

6- Cardiopatías determinadas: algunas alteraciones cardíacas denominadas de “bajo gasto” al igual que el bloqueo cardiaco son dos patologías del corazón que contraindican la epidural. También tememos la pericarditis.

7- Rechazo de técnica: la analgesia subaracnoidea o epidural no debe intentarse en pacientes que no la desean, sin embargo, siempre es deseable y conveniente para el paciente conocer los beneficios y riesgos de estas técnicas de anestesia regional, mediante una explicación detallada, amable y paciente por parte del anestesiólogo. 

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud