Punto seguido, punto y aparte, punto final. Poesía para niños

Poema infantil sobre la utilización correcta del punto al escribir

  • compartidos

Las poesías nos ayudan a transmitir valores, pero también conocimientos. Son muy útiles, por ejemplo, para ayudar a los niños a aprender reglas ortográficas.

Con esta poesía, los niños aprenderán de forma sencilla a diferenciar y a utilizar de forma correcta los distintos el punto.

Punto seguido, punto y aparte, punto final, un poema educativo para niños

Un poema sobre el punto para niños

«Yo soy el punto y aparte

tú eres el punto final,

pero yo soy más famoso

aunque te llames igual».

 

«Yo también soy importante,

—protesta el punto seguido—,

diferentes oraciones

separo por contenido».

 

«Yo que soy punto y aparte

soy final de una oración,

luego salto a la otra línea

con margen mucho mayor».

 

«¡Estáis muy equivocados!

—protesta el punto final—,

conmigo acaba la historia

interesante o banal».

 

«Los tres sois muy necesarios,

¡dejad ya de pelear!,

—ha dicho la ortografía—.

¡Cada punto en su lugar!».

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud