7 trucos para enseñar a los niños a escribir poesía

Consejos para enseñar a los niños a escribir poesía infantil

  • compartidos

La poesía infantil es un recurso educativo excelente para estimular el aprendizaje de los niños, despertar su interés por la lectura y la primera toma de contacto con la literatura, por lo que sirve perfectamente como complemento educativo.

Como ya sabemos, ayuda a aumentar el vocabulario, a potenciar la memoria, la concentración y la expresión oral. Es entretenida, divertida y su ritmo y musicalidad son fundamentales para que los niños se sientan atraídos por ella. Favorece la comprensión lectora, por eso es tan importante que conozcan la poesía desde que son pequeñitos. Te decimos cómo puedes ayudarles a que se animen a escribir poesía.

Por qué enseñar a los niños a escribir poesía

Trucos para enseñar al niño a escribir poesía

Estimular a los niños a que escriban poesía, tanto en el ámbito de la escuela como en el familiar, hará que sean más creativos. Casi todos hemos empezado aprendiendo con rimas infantiles.

Aunque la rima no es obligatoria en un poema, es más divertido para los niños  que tengan el mismo sonido al final de los versos. Podemos leer poemas en voz alta para que  se vayan familiarizando con el género y conozcan poetas destacados, como es el caso de Gloria Fuertes, poetisa española famosa por sus  poesías infantiles   y de la que el año próximo se celebra su centenario.

Los poemas para los niños pequeños tienen que tener una rima fácil, con un léxico y una estructura que no suponga ninguna dificultad para ellos  a la hora de la lectura.

También podemos utilizar la poesía para transmitir valores básicos y explicar a los niños el significado de palabras que hablan de sentimientos y emociones.

7 trucos para enseñar a los niños a escribir poesía infantil

1. Podemos empezar con poemas cortitos, atractivos y sencillos y cambiar algún verso, transformar la poesía a través de un poema conocido. Se trata de jugar con los versos para que los niños disfruten inventando. 

2. Con los trabalenguas, las adivinanzas y las canciones, mantendremos su atención, además, seguro quedarán en su memoria para siempre. 

3. Cantar, bailar, dar palmadas con poemas conocidos o inventados, ¿quién no recuerda algún poema de su niñez? 

4. Podemos crear una poesía dando tres palabras al azar, por ejemplo, y con ellas inventar un poema que tenga sentido.

5. Buscar sinónimos y antónimos o palabras que rimen unas con otras también puede ser muy divertido.

6. De un cuento conocido podemos hacer una poesía. Os dejo un ejemplo con el cuento de Caperucita:

Poesía de caperucita Roja

 'A casa de la abuelita

debes llevar un bizcocho',

dijo la madre a la niña

no más tarde de las ocho.

 

'No te entretengas con nadie

ni hables con desconocidos,

atraviesa pronto el bosque

y ven cuando hayas comido'.

 

Caperucita en el bosque

con el lobo se encontró,

sin hacer caso a su madre

del bizcocho le ofreció.

 

El lobo que era un tunante

a la pequeña engañó,

y a casa de la abuelita

antes corriendo llegó.

 

'Soy Caperucita abuela',

dijo cambiando la voz

Abrió la puerta la vieja

y el lobo se la zampó.

 

En la cama de la anciana

disfrazado se metió,

y tapado con las sábanas

a Caperucita habló:

 

'Acércate nietecita',

dijo con voz temblorosa

Pero algo notó la niña

y se puso muy nerviosa.

 

'¡Ay! qué ojos más grandes tienes',

exclamó Caperucita

'Son para verte mejor',

 dijo la falsa abuelita

 

7. Para escribir siempre da buen resultado observar. Cualquier detalle, por pequeño que sea que suceda a nuestro alrededor, puede desatar nuestra imaginación y hacer que nazca una nueva poesía. Mi experiencia es que observar la naturaleza y a los animales es ideal para este fin. Recomiendo llevar siempre una libreta  y un bolígrafo para apuntar las ideas que nos surjan en ese momento y que más tarde podremos desarrollar con tranquilidad.

Os invito a acabar el poema de Caperucita con vuestros hijos, seguro que pasáis un buen rato. Se pueden crear historias extraordinarias, amenas y divertidas, con el arte de la rima y conseguir a través de ellas el interés de los niños por aprender.

Para acabar os dejo una frase de León Daudí, escritor español (1905-1985): 'Los poetas son hombres que han conservado sus ojos de niño'. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud