La seguridad del bebé en la silla de la bicicleta

Consejos para andar en bicicleta con tu bebé

  • compartidos

Pasear en bicicleta con tu bebé es una práctica sana, divertida y segura. Teniendo en cuenta un par de cuestiones de seguridad con respecto a las sillas de bebés para bicicletas, no tendrás que preocuparte de nada. La primera cuestión importante es la edad y peso de tu bebé. Para que la actividad sea segura para ambos, el niño debe  mantenerse erguido o tener más de 8 meses, y pesar menos de 22 kg para que no pueda desestabilizar la bici ni suponga un gran esfuerzo a la hora de pedalear. 

Consejos para usar las sillitas de bebés para bicicletas

Silla de  bebe para bicicleta

En segundo lugar debemos escoger una silla para bicicleta. No todas las sillas para bebés son aptas para todos los tipos de bicicletas, por lo que el primer paso será analizar las opciones que se adaptan a nuestra bicicleta.

1- La mayoría de las sillitas se colocan en la parte trasera de la bicicleta pero las hay también para la zona delantera y central. Todas ellas son seguras aunque presentan pequeñas diferencias. Las delanteras, por ejemplo, permiten que el bebé tenga mejores vistas y a la vez que esté más vigilado; las traseras, sin embargo, son más cómodas porque suelen tener un respaldo más alto y el niño puede recostarse e incluso dormirse. Las centrales son poco comunes pero los fabricantes aseguran que son las más seguras especialmente para los niños mayores ya que su peso se coloca en el centro de gravedad aportando mayor estabilidad a la bicicleta.

2- Independientemente del lugar en el que se coloque la sillita del bebé, ésta debe contar con un arnés y un reposapiés con protección lateral. El bebé debe ir siempre atado tanto con el arnés como con la correa que sujeta sus pies y evita que se enganche a los radios o sillín.

3- En algunas ciudades la ley exige que los niños lleven casco y nuestra recomendación es que sea así siempre, aunque no sea obligatorio. El casco debe ser lo más ligero posible, resistente, compacto y con aberturas de ventilación. Por supuesto, el arnés del casco debe estar atado en todo momento.

Siguiendo estos consejos de seguridad no tendrás que preocuparte de nada más que de disfrutar. Pero si no eres una ciclista experimentada y tienes miedo de caerte al montar a tu bebé, una buena idea es practicar primero colocando en la sillita un peso similar al de tu bebé. Una vez te hayas acostumbrado a manejar la bicicleta con el peso, estarás lista para montar a tu pequeño.

Ideas para llevar al bebé en brazos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud