Los cantos de las sirenas y Ulises. Mitología griega para niños

Cuento corto de Ulises y las sirenas contado para niños

  • compartidos

¿Te imaginas poder contar las historias de mitología griega adaptado a los niños? Desde Guiainfantil te ofrecemos una serie de cuentos cortos basados en leyendas mitológicas. Gracias a ellos, los niños pordrán aprender historia de forma amena y divetrtida.

La historia de Ulises y las sirenas contada para niños

Sirenas

Había una vez un héroe griego llamado Ulises que navegaba rumbo a su casa en la isla de Ítaca. Ulises tenía muchas ganas de llegar después de haber pasado 10 años en la guerra de Troya y estaba deseando abrazar a su esposa Penélope. Pero el viaje de vuelta en barco era muy muy largo y además estaba lleno de peligros. Uno de esos peligros eran las sirenas que se encontró en las aguas del Mar Mediterráneo.

Ulises, aunque era un héroe valiente y atrevido, tenía miedo de las sirenas porque le habían contando una historia acerca de estos seres marinos que le preocupaba. Decían que estos seres, mitad pez y mitad mujer, cantaban canciones mágicas con las que embrujaban a los marineros para que se acercaran a las rocas donde ellas vivían. Los marineros se quedaban junto a las sirenas y nunca más volvían a casa.

Ulises no quería quedarse junto a las sirenas, quería volver cuanto antes a su casa en Ítaca, pero como era muy curioso y siempre quería saber más tampoco quería perderse ese canto mágico de las sirenas.

-¿Qué puedo hacer? -pensó Ulises. Y entonces se le ocurrió un truco genial para poder escuchar los cantos de sirena sin peligro de quedarse con ellas.

-Atadme al mástil del barco con fuertes cuerdas y que sea imposible desatarme -pidió a los marineros que le acompañaban en su barco. Toda la tripulación obedeció las órdenes de su capitán y ataron a Ulises con todas sus fuerzas. Luego ellos mismos se pusieron tapones en los oídos para no escuchar los cantos de las sirenas. Había prisa porque ya se estaban acercando a las rocas llenas de sirenas cantando con sus melodiosas voces.

Solo Ulises podía escuchar los cantos mágicos de las sirenas porque estaba atado al mástil bien fuerte. En cuanto las sirenas vieron el barco de Ulises, empezaron a cantar y a llamar a Ulises por su nombre.

-Ulises, ven con nosotras -decían las sirenas. Y lo hacían con una voz a la que era imposible resistirse. Ulises forcejaba para desatarse, pero sus marineros le habían atado tan bien que le fue imposible moverse. Eso le salvó, porque si no, se hubiera arrojado al mar sin dudar atraído por el misterioso canto de las sirenas.

Así fue como el barco siguió su rumbo y se alejó de las rocas donde vivían las sirenas. Y así fue como Ulises consiguió volver a su hogar y convertirse en el único hombre que pudo contar esta aventura del canto de las sirenas. Porque con ingenio cualquier problema se puede resolver.

Laura Vélez. Redactora de Guiainfantil.com

Dibujos para colorear de personajes de cuento

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud