Inocentadas para hacer en casa con los niños

Bromas para celebrar el Día de los Inocentes en familia

  • compartidos

En Navidad, son muchas las fechas especiales que hay que celebrar, desde la Nochebuena, pasando por el día de Navidad o la noche de año. Sin embargo, antes de la esperada Nochevieja y días antes de la llegada de los Reyes Magos, existe otro día mágico que disfrutar en familia: el día de los Inocentes

Esta celebración del 28 de diciembre se remonta al Antiguo Testamento, donde el rey Herodes mandó asesinar a todos los bebés de Jerusalén con el fin de quitarle la vida al Mesías. Para honrar a todas aquellas almas sin culpa, se celebra el Día de los Inocentes con bromas para los más ingenuos. Nada mejor que celebrarlo en familia con los niños. 

6 ideas de inocentadas para hacer con niños el 28 de diciembre

Bromas para celebrar en el Día de los Inocentes 

1. Huevos de mentira para cocinar: Son muchos los cocineros profesionales que han 'caído' en estas bromas, y puede ser algo muy divertido para los niños a la hora de que estén esperando a que alguien se ponga a hacer la comida. Estos huevos de mentira, que lo parecen pero no lo son, pueden comprarse en tiendas o rastrillos navideños a bajos precios. Además, pueden reutilizarse para hacer un divertido belén de Navidad muy original. 

2. Pasta de dientes a quien duerme: Una de las bromas más antiguas es la de pintar la cara de alguien que duerme y que no se da cuenta. Lo divertido de que sea pasta de dientes es que ésta puede picar la piel o ser molesta al cabo de unos segundos. La persona que está durmiendo se despertará desconcertada sin saber qué ha pasado, al grito de: ¡inocente, inocente!. 

3. El billete con el hilo y la moneda falsa: ¿Quién no ha visto una moneda en el suelo de casa o de la calle y se ha lanzado a por ella? Lo mismo sucede con un billete. Para que sea más divertido, pueden comprarse monedas con imantado que se queden 'pegadas al suelo' y así sea mucho más divertido ver la reacción del 'inocente' en cuestión al intentar cogerla. Lo mismo sucede con un billete que vaya atado a un hilo, y desde el que tirará la persona que haga la broma para ver cómo el otro va tras el dinero sin éxito. 

4. Monigotes de inocentes en la espalda: El símbolo del día de los Inocentes es el relieve de una persona en blanco, y la broma más clásica es la de 'pegar' estos recortes de papel en la espalda de los ingenuos que no lo saben. Así, irán por la calle sin saber que han sido 'víctimas' del día 28 de diciembre. 

5. Cambiar azúcar por sal en el yogur y el café: Es un truco excesivamente fácil, pero muy divertido. Los niños se reirán cuando cambien el azúcar para el café de algún miembro de la familia por sal, algo que sorprenderá a quien lo pruebe. El 'inocente' no dará crédito a lo que está comiendo y no identificará el sabor hasta que no se lo digan los niños. 

6. La broma de la lotería: Si hay algo que tiene que ver con la Navidad es el sorteo de la lotería. Hacer creer a otro que le ha tocado dinero en el sorteo, o que nos ha tocado a nosotros puede ser divertido durante unos minutos para comprobar su cara de satisfacción. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud