Árbol de Navidad natural o artificial

Natural o artificial. Qué tipo de árbol navideño elegir

  • compartidos

Probablemente uno de los componentes más especiales de la época navideña sea el momento de poner el árbol en casa. El árbol de Navidad es una de las tradiciones más bonitas para compartir en familia con niños, donde los sueños se hacen realidad y llegan los regalos y la ilusión de la magia navideña. Pero cuando llega el momento de adquirir un árbol de Navidad en casa, ¿qué es mejor, un árbol natural, o aquél que sea artificial? En Guiainfantil.com encontramos los pros y los contras de comprar uno u otro para las fiestas navideñas

Pros y contras de los árboles de Navidad naturales y artificiales 

Árbol de Navidad natural o artificial

- Árbol de Navidad natural

Ventajas
La mayor ventaja de comprar un árbol que sea 'de verdad' es que es mucho más especial. Poder tener un ser vivo que es una planta maravillosa en casa para las fiestas navideñas aporta mayor magia al momento de abrir los regalos y esperar la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos de Oriente. Otro asunto que favorece al árbol natural es que el aroma es inigualable porque te encontrarás en plena naturaleza.

Desventajas
Sin embargo, también tener un árbol natural tiene sus contras, como el hecho de que no es reutilizable, y que mantener un árbol, sea de Navidad o no, en el salón de una casa no es algo que sea viable.
También requiere muchos más cuidados que uno artificial y puede causar alergias en un momento dado a los miembros de la familia. Aparte de eso, ensucia mucho más la casa.

- Árbol de Navidad artificial

Ventajas
Los pros de comprar un árbol artificial son precisamente aquellos que hablan de su reutilización. Un árbol de Navidad no suele estropearse de un año para otro, -aunque todo dependerá del cariño con el que se le trate y el uso que le den sus dueños-, por lo que comprar uno artificial es una inversión mejor para que dure varias navidades.
Además, sus ramas son más resistentes y pueden ponerse adornos más pesados sin que se dañen como si fuera natural, puesto que están fabricados para este fin. También pueden plegarse y guardarse en un altillo de la casa de forma sencilla hasta el año siguiente, y no sueltan hojas o ramas porque no son de verdad. 

Desventajas
El contra principal de comprar un árbol artificial es que se le corta de raíz la magia de la verdad de contar con la naturaleza en directo en casa durante unas fechas tan familiares y bonitas como la Navidad. Además, por otra parte, es necesario limpiar a fondo el árbol antes y después de su uso, puesto que tras un año guardado y con tantos accesorios puede acumular mucho polvo y no es sencillo de retirar. 

Disfraces navideños para bebés

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud