Padres que creen que sus hijos son los mejores

Mi hijo es más inteligente y saca mejores notas que el tuyo

  • compartidos

Algunos padres se empeñan en entrar a absurdas competiciones para demostrar que su hijo es el mejor, o que son ellos los que mejor lo cuidan. La conciencia de competitividad que existe hoy en día agobia a los adultos y esto hace que haya una pugna entre ellos para ver que niño es el que ha conseguido más logros y la búsqueda de autoafirmación como padres.

Estas comparaciones unas veces, serán sin mala intención, pero otras veces aparecen para provocar inferioridad, para hacerles sentir de menos a otros, tomando forma de ataques. Estas “agresiones”, a su vez, provocan mucha preocupación en progenitores que creerán que su hijo va por detrás en su desarrollo evolutivo.

"Mi hijo es más listo, más guapo y saca mejores notas"

Padres que creen que sus hijos son los mejores

Los padres quieren que sus hijos sean felices y que estén peparados para la vida. Pero en el ansia de esa búsqueda se ahogan en el miedo y la inseguridad por todo lo que les rodea y buscan respuesta en las comparaciones con otros padres. No tienen en cuenta que cada niño es un mundo y el ritmo que lleva es diferente al de otros, lo que hace que cada niño destaque o no en algo.

Las comparaciones entre niños son injustas y antipáticas. Estas llevan implicita un reproche que el padre hace al niño haciendole ver que su esfuerzo no es suficiente. Esta exigencia hace que el niño se frustre. Si al niño se le presiona para ser el mejor le afecta negativamente. Con la competición que existe entre padres para ver quien es el mejor se puede:

- Perjudicar la autoestima del niño. Los padres mandan un mensaje a su hijo en el que se da a entender que no se valoran sus cualidades y que las que tienen no nos sirven. Esto hace que los niños se sientan inseguros.

- Se crea rivalidad con otros niños. Con la competición solo podemos destruir las relaciones que tiene el niño con sus iguales. (Se fomenta la presencia del acoso escolar)

¿Por qué cosas compiten los padres?

Para todos los padres su hijo es el más guapo, el más simpático, los que mejor se portan en el parque, etc. Desde que nacen los niños, sus padres entran dentro de una competición para hacer ver a los otros lo bueno que es su hijo en comparación con los demás.

- La primera comparación que se da, sobretodo en madres primerizas, es la del peso del bebé. Los percentiles de crecimiento toman el carácter de clasificación de una liga deportiva en la que su hijo ganará la liga o bajará a segunda división.

- Luego las comparaciones se centran en el afán de los padres a que los niños anden antes de cumplir el año. Esta competición puede afectar al desarrollo motor del niño ya que si se le obliga a ponerse de pie antes de que gatee bien puede perjudicar su cadera. Su sistema óseo y nervioso han de estar preparados para que ocurra.

- Después viene la competición sobre el control de esfínteres. Para lograrlo es necesaria una maduración neurológica. Hacerlo antes puede ser contraproducente.

- La salida de los dientes es otro tema por el que se compite. A uno niños les sale a los primeros meses y otros que tienen un año siguen desdentados. Los dientes también aparecen a nivel madurativo y biológico. El que los padres eduquen de una menera u otra no tiene nada que ver.

- También se compite por el nivel de comunicación del niño. Algunos niños que sienten la necesidad de comunicarse y otros son más tranquilos y no lo necesitan de momento.

- Más adelante aparecen las competiciones en el ámbito escolar y deportivo. La actitud de los padres Los niños maduran cada uno a su manera y es un error comparar a los niños por algo que no podemos controlar y competir por ello.

Por tanto, lo importante es que ante todas las destrezas madurativas que van apareciendo en el pequeño lo que prime sea la importancia de que el niño esté sano y sea feliz y no que demuestre ese tipo de habilidades rapidamente o antes que otros.

Frases especiales para el Día del Padre

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud