Los gestos que los hijos heredan de sus padres

Qué tipo de gestos son hereditarios de padres a hijos

  • compartidos

Cuando nace un hijo, muchas de las preguntas que se dicen tienen que ver con el parecido del recién llegado a la familia. Además, los propios padres siempre tratan de verse reflejados tanto física como psíquicamente en los niños.

El parecido es pura biología, pero para muchos padres es algo importante a nivel emocional, sobre todo en aquella herencia que tiene que ver en el comportamiento.

La herencia genética de padres a hijos

Los parecidos de padres a hijos

Aunque las características físicas se heredan por ADN, los niños también pueden conseguir tener en su personalidad rasgos psíquicos de sus padres. El carácter puede pasarse de padres a hijos, ya que en un porcentaje muy alto, esto viene condicionado por el origen genético. 

Sin embargo, es obvio que cada persona desarrolla su propia personalidad a través de la estimulación y de las propias experiencias vitales, así como la educación que recibe. Pero siempre queda ese porcentaje que nos viene dado biológicamente de parte de nuestros padres. Por eso, podemos tener gestos tan parecidos a los suyos. 

Los gestos que heredan los niños de los padres

- Tics: Que un niño herede la manía de su madre de tocarse el pelo, o el gesto habitual de su padre de mover las manos constantemente cuando habla puede ser dado por la propia carga genética.

- Habilidades corporales:  Arquear una sola ceja o ser capaz de separar los dedos de los pies; mover las orejas o sacar la lengua en forma circular, son sólo algunos ejemplos. Las habilidades corporales, la flexibilidad e incluso la forma de caminar, se heredan. 

- Expresiones faciales: Las expresiones faciales son innatas. La forma de mirar, el gesto de preocupación o la sonrisa. Todo ello es hereditario. 

Un niño puede tener ciertos comportamientos, un carácter similar e incluso coincidir en gustos con sus padres, pero también es cierto que los gestos pueden ser aprendidos a base de verlos a lo largo de su vida. La estrecha relación y convivencia con los padres también hace que se adquieran aspectos similares con sus progenitores. Por ejemplo, la forma de hablar y de modular la voz o expresiones típicas de sus padres que seguramente pasen en unos años a sus hijos. 

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud