Por qué algunos niños tienen manía a sus hermanos

Causas de rivalidad y peleas entre los hermanos

  • compartidos

No es algo nuevo que en la relación entre hermanos puede haber muy buenos momentos pero que también, pueden existir momentos donde la relación no sea del todo exitosa. En ocasiones ocurre que algunos niños tienen manía a sus hermanos. Esta 'manía' consiste en que todo lo que hace el otro hermano le molesta, cualquier comentario, cualquier palabra, cualquier cosa que haga.

Este tipo de reacción negativa de un hermano hacia otro puede crear un ambiente tenso en el hogar. Además, la relación entre hermanos se puede deteriorar fácilmente, por lo que si los padres no ponen solución a lo que está sucediendo, muy probablemente la relación entre hermanos quede afectada a largo plazo. 

Por qué algunos hermanos se tienen manía

Niñas enfadadas se miran

1. Celos. Cuando existe esta manía entre hermanos, habitualmente puede ocurrir porque existe algún tipo de rivalidad o de celos no resueltos. Los celos son un problema bastante común entre hermanos en muchas familias que si no se resuelven, pueden tener graves consecuencias en la relación de los hermanos, a corto y largo plazo. 

2. Caracteres enfrentados. También pueden influir otros factores en los que los niños pueden tener manía de sus hermanos, y es que un niño no elige la familia en la que nace y por eso, puede tener desavenencias con algún otro miembro. 

3. Posición en la familia. Por ejemplo, un hijo mayor puede ser cargado con responsabilidades para cuidar a los más pequeños. O quizá un niño pequeño es comparado todo el tiempo con el hermano mayor.

4. El sexo puede influir porque quizá un niño puede coger manía a su hermana porque piensa que sus padres están siendo más agradables con la niña. O quizá una niña sienta enfado en la adolescencia porque los padres le dan menos libertad para salir con las amigas que la que se le da a un hermano.

5. La edad también puede ser un factor que influya ya que cuando los hermanos se llevan mucha edad es posible que también tengan gustos y formas de pensar muy diferentes.

Actitud de los padres ante la rivalidad entre hermanos

Aunque el factor más importante de todos es la actitud de los padres ante esta situación. Es muy complicado que unos padres sean imparciales ante estas situaciones. Resulta imprescindible que los padres se comporten de forma equilibrada, sin comparaciones y sin favoritismos.

Es necesario que los padres estén pendiente de este tipo de situaciones para poder poner remedio lo antes posible. Los niños no saben controlar sus emociones y en muchos casos, tampoco son conscientes que sus acciones o palabras pueden herir profundamente a otros. Enseñando empatía y asertividad a los pequeños desde edades bien tempranas, es posible que todas esas 'manías' hacia otro hermano, simplemente desaparezcan.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud