Emigrar con niños. La adaptación del niño a otro país

10 consejos si vas a emigrar a otro país con tus hijos

  • compartidos

Cada vez más familias se ven en la necesidad de marcharse a otro país por motivos laborales. Emigrar con niños no es una decisión que deba tomarse a la ligera y tampoco caben las improvisaciones, sino que ha de ser una decisión muy meditada y de la que también deben participar los niños.

Lógicamente, no es fácil ni para los niños ni para los adultos adaptarse a una nueva cultura y, en ocasiones, a un nuevo idioma. Pero con la actitud positiva y una buena organización podéis conseguir que vuestros hijos se tomen el traslado como una aventura y no como una penosa obligación.

Recomendaciones para emigrar con niños

Niño sentado en maleta en aeropuerto

1. No dejes nada a la improvisación. Recoge toda la información posible sobre el nuevo país, su cultura, sus costumbres, sus horarios y sus noticias de actualidad.

2. También debes conocer antes de llegar el tipo de cobertura sanitaria de la que puede disponer tu familia, así como de la legislación vigente en el país de destino en materia de inmigrantes

3. Si el país al que vais a emigrar tiene una lengua distinta, conviene que los niños reciban al menos unas nociones básicas del idioma antes de ir para que no les resulte todo tan desconocido.

4. El colegio es uno de los puntos claves cuando decides emigrar con niños. En muchos países puedes encontrar colegios en castellano, pero si no es así, debes valorar que tus hijos tal vez pierdan un año escolar hasta que se adapten al nuevo idioma. 

5. Los niños más pequeños se adaptan fácilmente a los cambios, no así los adolescentes que ya consideran el arraigo social más importante.

6. Implica a los niños en la decisión de emigrar explicándoles los motivos. La esperanza de una mejor calidad de vida hará que se tomen su nueva vida de forma más positiva. Es muy importante que los niños no se encuentren con la decisión ya tomada, con un cambio tan brusco en sus vidas sin saber por qué.

7. Debes transmitir positividad en todo momento y si tus hijos son muy pequeños puedes ayudarte de alguna fábula o algún cuento sobre la emigración. 

8. A través de Internet podéis tomar contacto con la nueva ciudad mucho antes de llegar. Así los niños irán deseando conocer todos esos lugares que habéis visitado virtualmente en casa.

9. Para los adultos la emigración es un asunto complicado, lleno de responsabilidad e indecisiones. Pero a tus hijos puedes transmitirles la idea de una emocionante aventura que les hará la vida más feliz.

10. Muestra a tus hijos todos los atractivos de vuestra nueva vida, desde una casa más bonita hasta mayor libertad para salir al parque o la posibilidad de hacer excursiones de forma más frecuente que ahora. Si les muestras el lado bueno del cambio, seguro que lo aceptan con más facilidad.

Laura Vélez. Colaboradora de Guiainfantil.com

Dibujos de banderas de países para colorear con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud