El papel de la escuela para el niño adoptado

Cómo se adapta el niño adoptado al nuevo colegio

  • compartidos

Cuando un niño es dado en adopción, siempre pasa por un proceso de acoplamiento y una primera etapa en la que debe afianzarse el vínculo con sus nuevos padres. Esta etapa no es igual en todos los niños ni va a durar lo mismo ya que depende de la edad de tu hijo, las condiciones en las que se ha dado la adopción y la historia previa tanto del niño como tuya como madre o padre.

Pero lo que sí sabemos es que para que la incorporación a la escuela se haga con éxito, tu hijo debe tener un vínculo afectivo estable y seguro con su nueva familia, por eso no debe importarte que la incorporación a la escuela se retrase el tiempo que sea conveniente pasando ésta a un segundo plano. ¿Cuál es la razón?

La escoralización del niño adoptado

niá china en colegio

Piensa que tu hijo viene de una ruptura, un abandono, un cambio del que no entiende muchas cosas. Todo eso genera inseguridad. Comienza a confiar en ti, eres su figura de referencia, y de repente lo dejas en la escuela 5 horas solo, con gente que no conoce. Para un niño 5 horas es muchísimo tiempo y puede que tampoco comprenda qué hace en ese sitio.

Todas esas inseguridades van a bloquear su capacidad de aprendizaje porque va a estar asustado y pensando más en cómo sobrevivir, que en lo que le vayan a tratar de enseñar. Evita que tu hijo viva la escolarización como un nuevo abandono trabajando una incorporación progresiva una vez que el niño tenga claro que siempre vas a volver a buscarlo para llevártelo a casa y que su profesora y el personal del centro es gente de tu confianza.

No importa si tu hijo tiene que repetir curso al comenzar el colegio

Otro elemento muy importante de cara a la escolarización es que el niño se incorpore al curso académico que le corresponde por capacidades y no sólo por edad cronológica. Un niño que es dado en adopción, casi seguro va a presentar algún tipo de retraso madurativo en comparación con sus compañeros debido a que la alimentación y los primeros cuidados, nos referimos desde el propio embarazo, no han sido los adecuados. Si estos primeros cuidados y la primera estimulación no ha sido la correcta, tu hijo no va a contar con una buena base para que siga las clases y los contenidos que se le trata de enseñar.

En ocasiones surgen problemas de aprendizaje cuya causa desconoces y que es fácil disfrazar y o confundir con falta de atención, de interés o de esfuerzo, lo que va a generar mucha frustración en los padres y en el propio niño que va a rechazar frontalmente todo lo relacionado con la escuela.

La comunicación entre padres adoptivos y colegio del niño

Es importante hablar con la escuela y profesores (sin dar muchos detalles) de la situación peculiar de tu hijo para que la tengan en cuenta porque muchas veces no saben cómo actuar. Un niño adoptado suele responder muy positivamente al reconocimiento de su esfuerzo y de sus logros pero presenta una gran impasividad (externa que no interna) al castigo.

Sus necesidades emocionales que han estado tan descuidadas en la primera etapa hacen que la vinculación afectiva que se establece con el tutor sea clave para que el niño se interese por seguir las clases y aprender ya que su baja autoestima hace que le dé miedo enfrentarse a los nuevos retos por miedo a que se transformen en nuevos fracasos.

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud