Razones para no tener sexo en el embarazo

Cuando el sexo está contraindicado en la gestación

  • compartidos

Es muy frecuente que entren dudas sobre las relaciones sexuales y el embarazo, si podemos lastimar a nuestro bebé, si podemos provocar el parto, si se puede romper la bolsa… Las dudas no sólo las sienten las mujeres, sino que es bastante frecuente que sean las parejas las que vayan con más cuidado durante este periodo.

Lo que nos tiene que quedar claro es que el sexo en el embarazo es seguro tanto el bebé como para la madre, y cuando hablamos de sexo no debemos limitarnos a pensar en el coito, tenemos caricias, besos, masturbación, etc. Sin embargo, existen algunas razones por las que el sexo está contraindicado durante el embarazo.

Razones médicas para no tener sexo en el embarazo

Cuando no se puede tener sexo en el embarazo

- Placenta previa oclusiva: Por el riesgo que hay de que se pueda desprender.

- Amenaza de parto prematuro: El sexo puede adelantar el parto, ya sea por el semen que contiene prostaglandinas, ya sea por el orgasmo que libera oxitocina. Así que mientras que no lleguemos al término, debemos de mantener algo de calma en esta faceta de nuestra vida.

- Amenaza de aborto o cualquier sangrado no filiado.

- Insuficiencia cervical (cuello del útero demasiado corto): deberemos abstenernos de tener orgasmos, ya que liberamos oxitocina y acorta más el cuello del útero. Podremos retomar nuestra vida normal una vez que haya pasado un mes desde que nos pongan el cerclaje.

- Dilatación del cuello uterino antes de la semana 37: Por el riesgo de infección y de progresión de la dilatación.

- Rotura de la bolsa: antes de término, ya que existe riesgo de infección debido a que los gérmenes pueden ascender y llegar a la cavidad amniótica.

- Infecciones de transmisión sexual: a no ser que tanto tu pareja como tú os hayáis sometido al tratamiento y las pruebas posteriores hayan resultado negativas.

- Herpes genital: durante el brote debemos evitar mantener relaciones con coito, si tu pareja ha padecido herpes y tú no, deberás evitar las relaciones con penetración en el tercer trimestre, aunque no presente lesiones. En el caso de herpes labial, evitaremos el sexo oral.

Razones no médicas para evitar el sexo en la gestación

- Falta de líbido: lo normal es que durante el primer trimestre, en gran parte debido al cansancio a causa de la prostaglandina no tengas muchas ganas de estar con tu pareja. Sin embargo, el segundo trimestre suele ser un mes de mayor actividad, vuelve la energía, estás más receptiva y aún no tienes la tripa demasiado gorda. En el último trimestre, a veces ocurre que estamos demasiado incómodas, tenemos dolores, nos encontramos más torpes. Tampoco es infrecuente que en este triemestre sea el hombre el que no tenga ganas, ya que le de miedo lastimar al bebé.

- No encuentro la postura: A medida que avanza la gestación el abdomen también, y cambia nuestro cuerpo. Tenemos más sensibilidad en los pechos, y puede que lo que antes nos encantaba ahora no tanto. Es por eso, que a veces las relaciones sexuales se hacen complicadas.

Si durante todo el embarazo o en parte de él te aconsejan no mantener relaciones con coito, sería interesante y un buen momento para explorar otro tipo de muestras de cariño, otra manera de manifestar el amor y el deseo hacia el otro. Siempre escucha a tu cuerpo, lo que realmente deseas, sin forzarlo. Tanto si no tienes ganas, como que en estos meses te sientes descontrolada, es normal. Si el embarazo es de bajo riesgo, haz lo que te apetezca: el sexo no os perjudica a ti ni al bebé.

10 consejos para hablar de sexo con los niños

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud