Qué es el acretismo placentario en la embarazada

Problemas con la placenta en embarazadas durante la gestación

  • compartidos

El acretismo placentario se trata de una inserción anómala de la placenta en la pared del útero, y la gravedad va a variar dependiendo si la placenta se penetra sólo en una capa del útero (placenta ácreta), en las tres capas del útero (íntreca) o bien lo atraviesa (pércreta).

Pero, ¿cómo afecta este problema placentario a la embarazada?

Consecuencias del acretismo placentario en la embarazada

Embarazada con monitor

La morbi-mortalidad materna y fetal pueden verse afectadas por este tipo de patología, que suele dar la cara en la última de las tres fases del parto: el alumbramiento, cuando la mamá ya tiene a su bebé en brazos y sólo queda la expulsión de la placenta.

Normalmente ésta se produce dentro de los 20 minutos siguientes al nacimiento del bebé, y en la mayoría de los hospitales, para facilitar este evento y prevenir la hemorragia materna tras el parto se realiza lo que llamamos alumbramiento dirigido. Sospechamos que existe algún grado de acretismo cuando la placenta no se desprende en un tiempo prudencial o cuando tras el alumbramiento, en la revisión de la placenta falta algún cotiledón.

Síntomas y factores de riesgo del acrestismo placentario durante el embarazo

Durante el embarazo, el acretismo placentario normalmente es asintomático, es en el alumbramiento en el que ocurre la principal complicación asociada a este fenómeno: la hemorragia materna.

¿Cuáles son los factores de riesgo?:

- Placenta asentada en una cicatriz uterina, siendo la cesárea previa la principal causa. El riesgo aumenta con el número de cesáreas.

- Placenta previa.

- Cicatriz uterina previa, debida a cualquier intervención quirúrgica.

- Otros factores: edad superior a 35 años, múltiparidad, miomas endometriales, tabaco....

Diagnóstico y tratamiento del acretismo placentario en la embarazada

El diagnóstico previo al parto va a determinar un mejor manejo de la situación. El método preferible es la ecografía vaginal, mediante la cual el ginecólogo valora la normalidad de la placenta, su inserción.... En aquellos casos en los que la ecografía no es concluyente, se realiza una resonancia magnética.

¿Cual es el pronóstico y tratamiento? Si existe un diagnóstico es acretismo antes del parto, se suele programar una cesárea, con la finalidad de disminuir el sangrado. Aunque la decisión debe ser individualizada, teniendo en cuenta las peculiaridades de cada mujer y su bebé.

El tratamiento definitivo para la placenta ácreta es la histerectomía tras la cesárea, especialmente en mujeres que no desean tener más hijos, o cuando la hemorragia no se puede manejar con otros medios: embolización de arterias uterinas, fármacos, procedimientos mecánicos (colocación de un balón que comprima el lecho sangrante).

Si tras el parto, se sospecha de acretismo placentario porque no se produce le alumbramiento, y la mujer desea tener más descendencia, se realizan maniobras para preservar el útero, como la extracción manual de la placenta.

En los últimos años se está planteando el tratamiento conservador, de tal manera que se dejaría la placenta 'in situ',con el objetivo de conservar el útero y los órganos vecinos, en el caso de que hubiera penetración y afectación de otros órganos. Y se contempla en aquellas pacientes que se plantean conservar su fertilidad.

12 recuerdos del embarazo y la maternidad en fotos

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud