Precauciones con los medicamentos en el embarazo

Por qué hay que tener cuidado con los antiinflamatorios durante la gestación

  • compartidos

Gran parte de las embarazadas toman algún fármaco durante el embarazo, o bien porque ya lo tomaran previamente por alguna patología previa, o bien porque les fuera recomendado, así se calcula que más del el 80% de las gestantes tomó algún fármaco durante su embarazo.

Nunca es recomendable automedicarse, pero especialmente en el embarazo, ya que la gestación conlleva cambios importantes que pueden afectar a la acción de dichos fármacos o a la salud del bebé.

La prescripción de fármacos durante el embarazo

Embarazada con pastillas

¿Qué es lo que se plantea el médico a la hora de prescribir o valorar un medicamento ya preescrito a una embarazada?

Una vez se conoce la existencia del embarazo, se revisan los medicamentos que  tomaba la mujer anteriormente. Algunos medicamentos están contraindicados desde el principio de embarazo

Prescribir sólo los fármacos absolutamente necesarios.

Procurar no prescribir fármacos en el primer trimestre, el momento más delicado y cuando hay que tener más cuidado con algunos medicamentos.

Usar fármacos constatados como seguros en el embarazo, usando siempre que sea posible la alternativa  medicamentosa que conlleve menos riesgos.

Usar la menor dosis del fármaco a la cual sea eficaz para la gestante.

Vigilar especialmente las posibles contraindicaciones. 

Los antiinflamatorios en la gestación

Uno de fármacos con los que más frecuentemente  se utiliza para automedicarse son los analgésicos o antinflamatorios. Se utilizan para tratar la sintomatología de otras enfermedades infecciosas, traumáticas etc….(inflamación de garganta, ciática, lumbalgia, dolor de cabeza...), por lo que su presencia en algún momento del curso de un embarazo es habitual. 

El fármaco de elección general como analgésico y antipirético es el paracetamol, aunque no se aconseja su empleo en tratamientos prologados con dosis elevadas. El uso de aspirina o no se aconseja, y el de otros como ibuprofeno, naproxeno, diclofenaco y metamizol deben ser valorados cuidadosamente para su  empleo en el embarazo.

Los fármacos analgésicos derivados del opiáceo (morfina, codeína... ) pueden utilizarse durante los dos primeros trimestres del embarazo (pero se desaconseja su uso durante el último trimestre por el riesgo de provocar problemas respiratorios en el recién nacido). 

Especialmente importante es comentar al médico si se toman fármacos para la migraña, muchos de ellos están contraindicados  ya que tienen mucho riesgo de producir malformaciones en el bebé.

Julita

Julita Fernández

Matrona.

Profesora de Danza Oriental para embarazadas.

Experta en entrenamiento acuático para gestantes

Barrigas de embarazadas pintadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud