Golpes y caídas durante el embarazo

Consecuencias de las contusiones durante la gestación

  • compartidos

Se dice que toda embarazada se tiene que caer al menos una vez durante los nueve meses de embarazo. Por esta vez la sabiduría popular puede que tenga algo de razón, ya que es relativamente frecuente que las mujeres sufran algún accidente durante su embarazo.

Las causas son lógicas: por un lado el aumento del abdomen cambian el centro de gravedad de la mujer, haciendo que sea más inestable. Las mujeres embarazadas muchas veces se encuentran más torpes, menos ágiles por el aumento de peso corporal. Además la relaxina, hormona necesaria para que la pelvis aumente su diámetro durante el trabajo de parto, impregna todas las articulaciones haciéndolas más laxas, y como consecuencia la torcedura de tobillos es muy frecuente (y como consecuencia las caídas).

La importancia de las contusiones durante el embarazo

Embarazada en el suelo

Los golpes y caídas durante el embarazo merecen el doble de atención, ya que van a afectar a la madre y pueden afectar también al bebé. Afortunadamente la mayoría de las veces no tienen especial importancia, suelen ser leves sin conllevar ningún peligro  para la madre o para su hijo. Se limitan a magulladuras, torceduras….

Por trimestres, el primero es aquel en el que el feto está más protegido por el líquido amniótico y al ser más pequeño, los golpes apenas le afectan. Dentro de la bolsa y el útero materno es como si llevara airbag.                                                                                                        

Es en el tercer trimestre cuando ocurren el mayor número de caídas y golpes en la mujer embarazada, y es cuando mayor riesgo hay para el bebé ya que al ser más grande está más expuesto a lo que ocurre a su alrededor.

Qué hacer ante una caída, golpe o accidente de la embarazada

Como hemos dicho antes, la mayoría de los accidentes son leves. El bienestar del bebé se verá comprometido en función de la parte del cuerpo que se golpee la mamá, es decir si hay un impacto en el abdomen de la madre es más grave.

Si la madre se encuentra bien y notamos que el bebé se mueve, podremos casi con certeza, afirmar que no hay peligro para ninguno de los dos. Sin embargo, no está de más acudir al ginecólogo para que confirme el bienestar de la madre y el bebé (ecografía, monitorización….).

Debemos acudir de manera urgente si tras un golpe notamos salida de líquido amniótico, sangrado vaginal, dolor abdominal intenso y contracción abdominal que no cede (hipertonía uterina), ausencia de movimientos fetales.

Cómo puede la embarazada prevenir las caídas

- Realiza ejercicio de manera regular, para mantenernos ágiles durante el embarazo.

- Evita utilizar tacones demasiado elevados o calzado plano.

- Usa cinturón de seguridad cuando vayas en coche, y si te ves muy molesta puedes usar un adaptador especial para embarazadas.

- Haz varias comidas al día, y lleva algo de comer en el bolso. Así se evitarán las bajadas de tensión y de azúcar.

Ejercicios con pelota para embarazadas

VIDEO

  • Educación

  • Embarazo y parto

  • Bebés

  • Recetas

  • Alimentación

  • Salud